Desde agosto del 2021, el Banco Central del Ecuador (BCE) ya no es constituyente ni beneficiario del fideicomiso mercantil AGD-CFN No más Impunidad, que administra los bienes incautados a los hermanos Roberto y William Isaías, exdueños del Filanbanco, y a otros representantes de la banca cerrada.

Según un informe de auditoría externa al fideicomiso realizado por la firma UHY Assurance & Services Cía. Ltda., con corte al 29 de diciembre del 2021, mediante escritura pública denominada “Cesión de cuotas de participación fiduciaria y derechos fiduciarios por mandato legal del fideicomiso mercantil AGD-CFN No más Impunidad”, otorgada el 20 de agosto de 2021 ante la Notaría Septuagésima Cuarta del cantón Quito, el BCE cedió a favor de la Secretaría Técnica de Gestión Inmobiliaria del Sector Público, más conocida como Inmobiliar, las cuotas de participación fiduciaria y derechos fiduciarios de beneficiario. Y en una escritura aclaratoria del 23 de septiembre del mismo año, suscrita ante la Notaría Trigésima Quinta del cantón Quito, el BCE cedió también a favor de Inmobiliar los derechos y obligaciones de constituyente.

Es decir que ahora es Inmobiliar la “dueña” de estos bienes administrados por la Corporación Financiera Nacional (CFN), que es la fiduciaria.

Las incautaciones de los bienes de los Isaías fueron realizadas en el 2008 por la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD) con el propósito de cubrir un supuesto ‘hueco patrimonial’ en el Filanbanco por $ 661 millones, el cual se había determinado en una auditoría de Delloite & Touche del 2001.

Publicidad

Y a lo largo de los últimos trece años han sido manejados por diferentes instituciones, a través del citado fideicomiso, que se creó en el 2009.

Los exbanqueros plantearon, hace pocos meses, una demanda contra el Estado ecuatoriano para obtener una compensación por estas incautaciones. Piden $ 2.000 millones.

La querella está dirigida, originalmente, a cuatro instituciones específicas: BCE, Inmobiliar, Superintendencia de Bancos y Procuraduría General. Pero luego se amplió a una quinta: la Unidad de Gestión y Regularización de la Presidencia de la República. Con ello se amplió el plazo para que presenten sus respuestas: inicialmente vencía este 12 de mayo, ahora será a mediados de julio.

Pero en realidad el fideicomiso debió ser liquidado en agosto del 2019, según se ordenó en la Ley de Fomento Productivo, Atracción de Inversiones, Generación de Empleo y Estabilidad y Equilibrio Fiscal. Para ello, en la norma se fijó un plazo de un año a partir de su vigencia –que fue en agosto del 2018- durante el cual, en paralelo, todos sus bienes muebles e inmuebles, compañías activas y paquetes accionarios de compañías activas debían pasar al Banco Central.

Publicidad

La disposición transitoria novena de la citada Ley dio a la CFN un año para que entregara una rendición de cuentas sobre el manejo del fideicomiso; el BCE debía revisarla en un lapso de quince días y, de tener observaciones, la fiduciaria debía subsanarlas en un plazo similar. De no llegar a un acuerdo en esos temas, la Superintendencia de Compañías debía dirimir.

La auditoría de UHY Assurance & Services Cía. Ltda. indica que la Corporación sí entregó su informe, pero el BCE tuvo 93 objeciones y no lo aceptó; esta lo corrigió, pero tampoco fue aceptado. El Central, entonces, pidió una mediación que no se ha resuelto.

El Filanbanco pasó a manos de la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD) el 2 de diciembre de 1998. Foto Archivo

“La fiduciaria se ha visto imposibilitada de realizar algún acto jurídico necesario para el perfeccionamiento de la transferencia de dominio del remanente del patrimonio autónomo”, indica el documento de la empresa auditora.

Por ello, la liquidación del fideicomiso todavía no concluye, aunque sí se transfirieron algunos de los bienes “saneados” (o sea, sin litigios legales) al Central.

Publicidad

En la Ley Orgánica Reformatoria al Código Orgánico Monetario y Financiero para la Defensa de la Dolarización, aprobada en el 2021, se dispuso la creación de una Unidad de Gestión y Regularización, adscrita a la Presidencia, que asuma la administración de estos activos. Este Diario conoció que ya se le han transferido algunos bienes y acciones de compañías de la banca cerrada.

Hace más de un mes, este Diario solicitó al BCE y a Inmobiliar información actualizada sobre la situación del fideicomiso y el estado de los bienes y compañías que están bajo su administración.

El primero no respondió “por estrategia jurídica” y la segunda envió la semana pasada un documento con información escueta e incompleta.

Así, según Inmobiliar, de los bienes inmuebles que fueron incautados a los exdueños de Filanbanco, 796 fueron transferidos a su control: 731 se hallan en administración de la Secretaría Técnica; 13 fueron transferidos a otras instituciones públicas; y 52 fueron vendidos a terceros privados. La institución no proporcionó un detalle de estas propiedades.

Publicidad

Con la venta de estos últimos se recaudaron $ 8′872.332,85. “El dinero fue a la caja fiscal para que lo administre el Ministerio de Economía y Finanzas”, se indicó en las respuestas.

Inmobiliar agregó que no pudieron venderse más bienes porque en el 2018 los Isaías plantearon una acción constitucional de medidas cautelares para impedir la venta o remate de aquellos.

“En el 2018 se acepta la acción constitucional de medidas cautelares independiente, por parte del juez de la Unidad Judicial Norte 2 de la Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia con sede en el cantón Guayaquil, Guayas, con la finalidad de prevenir el posible inicio de un procedimiento de remate de los bienes. El juez dispone a la Secretaría Técnica se abstenga de un proceso de enajenación. La Secretaría Técnica solicita a la autoridad Judicial la revocatoria de dicha medida. El proceso en la actualidad se encuentra en sustanciación”, indicó la entidad en su documento.

Dentro de este caso, el pasado 10 de mayo, el juez Johnny Lituma dispuso la restitución de los bienes incautados a los Isaías, pero el Estado –a través de la Procuraduría, BCE, Inmobiliar y otras entidades– apeló esta resolución.

El Estado gasta anualmente $ 506.751,85 en el mantenimiento de los bienes inmuebles que administra, señaló Inmobiliar. Tampoco respondió en qué estado se hallan estos.

En el informe de UHY Assurance & Services Cía. Ltda. se señalan algunas cifras del fideicomiso, cortadas al 30 de junio de 2021.

Activos: $ 35´418.881,01

Pasivos: $ 15′602.549,47

Patrimonio: 19′816.331,54

Además, según información al 15 de agosto de 2019, posee el 100 % de las acciones en 61 compañías, en 2 tiene entre el 50 % y el 67 %; y, en 4 menos del 12 % de participación. De estas, solo una está activa, dos están en liquidación y 64 en disolución. (I)