Un juez de Garantías Penitenciarias en el cantón de Portoviejo otorgó el pasado 5 de agosto un habeas corpus en favor del exvicepresidente Jorge Glas Espinel así como para Daniel Salcedo Bonilla.

El magistrado Banny Molina estableció que se vulneraron los derechos de salud e integridad física de Glas y Salcedo, “al haberse justificado sus padecimientos de salud y que los mismos no han sido atendidos de forma especializada e integral”, por lo que dispuso su liberación inmediata.

En abril pasado, un juez de Manglaralto concedió un habeas corpus al exvicepresidente, pero fue declarado nulo por un tribunal de la Corte de Santa Elena.

Publicidad

Tribunal de Apelación delibera decisión en caso Singue; Fiscalía pide se desechen los argumentos de los siete sentenciados por peculado

En esta nueva acción se detalló que son tres los detenidos beneficiados por la decisión del juez.

Dentro de la fundamentación se explicó que Jonathan Aguinda Shiguango, representación de los intereses de Glas, mencionó que este sufre de varias enfermedades, algunas consideradas catastróficas e incurables.

En el caso de Salcedo se indicó que en varias ocasiones ha requerido “atención médica especializada e Integral por sus afecciones de salud, las cuales no han sido cubiertas por parte del CRS en el que se encuentra, tampoco por el Ministerio de Salud Pública”.

El juez indicó que se demostró que “no se les ha brindado la atención médica adecuada a sus padecimientos de salud, oportuna, especializada e integral”.

Publicidad

Glas tiene dos penas en firme por delitos relacionados con actos de corrupción: seis años por una asociación ilícita en la trama de corrupción de Odebrecht y ocho años de prisión por cohecho dentro del caso Sobornos 2012-2016. Además ha sido sentenciado en primera instancia a ocho años de cárcel por el delito de peculado como parte del denominado caso Singue, causa penal que está a la espera de que se defina una fecha para la fase de apelación del fallo.

Le dieron una segunda boleta de libertad, pero Daniel Salcedo no podrá salir de la cárcel porque cumple dos sentencias, una de estas, de 13 años de prisión

Salcedo, en cambio, tiene una pena de trece años de cárcel por el delito de peculado (por sobreprecio en la venta de insumos médicos y de fundas para cadáveres en el hospital del IESS de Los Ceibos, en el pico de la pandemia), Además de otra sentencia de tres años de cárcel, por el ingreso de artículos prohibidos a la cárcel. En ambos casos se le dictó sentencia en primera instancia, en el 2021. Por ende, podían ser apeladas. Aún tiene pendiente un proceso por delincuencia organizada.

Según consta en el proceso judicial, este lunes se emitieron las boletas de excarcelación para los tres beneficiados del habeas corpus. Pero en el texto se señala que esto operará “siempre y cuando no exista otra orden de encarcelamiento dictada en su contra o se encuentren a órdenes de otra autoridad”.

En el oficio en el que se da a conocerla boleta, en ninguno de los tres casos se especifica el proceso penal en el cual se aplicará esta boleta; por ejemplo, Glas tiene dos sentencias en firme y una de primera instancia. (I)