“Quitar a los ricos y contrabandistas el subsidio de los combustibles es una necesidad, pero también cumplir con mantenerlo, especialmente para el transporte público y los pequeños agricultores, ganaderos y pescadores”. Esta es una de las promesas de campaña que el Gobierno de Guillermo Lasso no ha cumplido, según indicó el líder del Partido Social Cristiano (PSC), Jaime Nebot, durante la convención nacional de esa organización que cumple 70 años de creación, que se realizó en Samborondón, en la provincia del Guayas, con la presencia de los asambleístas de esa tienda política y sus bases.

En la convención se tenía prevista la elección de la directiva nacional del PSC para el periodo 2021-2025.

El exalcalde de Guayaquil, quien durante la asamblea del PSC fue declarado presidente vitalicio y honorario de esa tienda política, mantuvo una alianza con Lasso durante las elecciones que lo llevaron a Carondelet, pero que se rompió poco después del triunfo de abril pasado en la segunda vuelta; él criticó que el Gobierno no haya cumplido sus promesas de campaña en estos primeros 100 días del régimen.

“Las campañas no deben ser, y no digo ‘no son’, porque desgraciadamente para algunos son, espacios para mentir para la oportunidad de ganar”, expresó Nebot, quien en el tema de los subsidios volvió a reiterar su posición al criticar que la gasolina extra ha subido en cuatro meses el 20 % y el diésel casi un 12 %.

Jaime Nebot, líder del PSC: Más allá de la vacunación, el Gobierno está debiendo todo lo que prometió

Añadió que también se ofreció incrementar la producción petrolera en un 100 %, pero criticó que ahora se afirma que será solo un 8 %. En materia de seguridad indicó: “¿Recuerdan la promesa de la mano de hierro contra la delincuencia en el país? Ni el dedo meñique han levantado para hacerlo”, fustigó.

Además indicó que no se prevé la atención de la deuda que tiene el Estado, de miles de millones de dólares, con los aportantes de la seguridad social y con los jubilados; y tampoco hay referencia a la subida gradual del salario básico hasta $ 500. Criticó que tampoco se cumpliría con la eliminación del impuesto del 2 % a las microempresas, y que, al contrario, se proyecta un intento de subir el IVA en el 2022 y 2023.

Nebot recordó que el actual ministro de Finanzas, Simón Cueva, fue representante oficial ante Bolivia del Fondo Monetario Internacional (FMI) desde septiembre de 1999 hasta septiembre de 2006.

“¿Sabrá (el Gobierno de Guillermo Lasso) que en febrero del 2003 el Gobierno del presidente (boliviano) Gonzalo Sánchez Lozada anunció la creación de un impuesto al salario que fue exigida por el FMI?”, preguntó Nebot, quien señaló que esta acción fue conocida como el “impuestazo” y generó enfrentamientos, el retiro del proyecto de ley y la dimisión del mandatario en octubre del 2003.

PSC, setenta años de éxitos electorales y crisis de liderazgos políticos

En tanto, el líder del PSC aseguró que no existe ningún bloqueo al presupuesto ni al plan de Gobierno en la Asamblea Nacional, pues aseguró que estos entrarán en vigencia sin necesidad de los votos de los asambleístas, pero advirtió: “Lo que no va a suceder es que interesados nos quieran hacer responsables de aquello que nunca prometimos, porque prometimos lo contrario al pueblo”, al asegurar que el PSC ha cumplido sus compromisos y ha presentado proyectos de ley que ofreció en campaña a favor de los agricultores, ganaderos, pescadores, artesanos, universidades, municipios, prefecturas, juntas parroquiales, asegurados del seguro social y jubilados.