Iván Saquicela, quien busca reelegirse como presidente de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), se adelantó a varios escenarios que podrían impedir la elección del nuevo presidente del organismo e hizo una consulta a la Procuraduría General del Estado (PGE), con el fin de esclarecer si él podría prorrogarse en funciones.

La pregunta fue enviada el 29 de enero con el siguiente texto: “en consideración a que el periodo del actual presidente de la CNJ fenece el 5 de febrero de 2024, conforme la acción de personal que acompaño; y en el caso de que la o el nuevo presidente de la CNJ no pueda ser elegido entre las y los jueces titulares de la Corte, al no alcanzarse los doce votos conformes para su designación, o al no poder instalarse la sesión por falta de quorum de al menos doce juezas o jueces nacionales titulares, tal como mandan los artículos 179 y 198 del Código Orgánico de la Función Judicial; ¿corresponde a la o el presidente de la CNJ que se encuentra en el ejercicio del cargo, desempeñar funciones prorrogadas hasta ser legalmente reemplazado de acuerdo a lo establecido en los artículos 121 y 133 ibidem, en concordancia con el artículo 105 numeral 4.1 del Reglamento a la Ley Orgánica de Servicio Público?”.

La Procuraduría respondió que “por excepción”, el actual presidente de la Corte “podrá desempeñar funciones prorrogadas hasta ser legalmente reemplazado, a fin de garantizar la representación institucional correspondiente”.

Publicidad

El pronunciamiento se sustenta en los artículos 120 numeral 2 y 121 del Código Orgánico de la Función Judicial, los cuales tratan sobre el cese de un cargo de la Función Judicial y sobre funciones prorrogadas.

Lo último refiere que “el servidor de la Función Judicial que hubiese cesado en el puesto desempeñará funciones prorrogadas hasta ser legalmente reemplazado”.

La respuesta de la Procuraduría llegó al 1 de febrero, el mismo día que el pleno de la Corte fue convocado para reinstalar la sesión del 26 de enero y continuar con la votación para elegir al nuevo presidente de la Corte; los finalistas de la contienda son Iván Saquicela y Daniella Camacho.

Publicidad

Sin embargo, la reinstalación se clausuró sin definiciones porque no hubo consensos entre los magistrados.

El pleno de la Corte está conformado por quince jueces titulares, para elegir al nuevo presidente se requiere un mínimo de doce votos.

Publicidad

La elección se podría complicar más si no se nombra al nuevo titular antes del sábado 3 de febrero, porque ese día terminan funciones cuatro magistrados titulares: Luis Rivera, Walter Macías, Byron Guillén y Fabián Racines.

Sin ellos, el pleno se quedará con once integrantes y no habrá el quorum necesario. Ese es uno de los escenarios que Saquicela incluyó en su consulta a la Procuraduría. (I)