Luego de ocho años en el cargo, Jimmy Salazar Gaspar sería remplazado en la Presidencia del Colegio de Abogados del Guayas. Este viernes 22 de octubre son las elecciones de la nueva directiva del gremio.

El proceso electoral estaba previsto iniciar a las 08:00 en las instalaciones del Club de Leones de Urdesa, ubicado en el norte de Guayaquil. Cinco listas de candidatos conforman la papeleta electoral y alrededor de 15.000 abogados constan en el padrón electoral.

El Tribunal de Honor de la institución, que es el órgano electoral, ha dispuesto la instalación de 42 mesas de sufragio, con aproximadamente 360 electores cada una.

Las elecciones de la nueva directiva se realizan 21 meses después de que un juez de la Unidad Judicial del Sur, en Guayaquil, decidió aceptar un recurso de medidas cautelares y suspender el proceso electoral en enero de 2020. En ese entonces, Hernán Ulloa, candidato a dirigir el cuerpo colegiado, fue el peticionario de la intervención del magistrado alegando supuestas irregularidades del Tribunal de Honor.

Los candidatos a la Presidencia del Colegio de Abogados son los mismos de las elecciones suspendidas en el 2020. La lista 1 es presidida por el actual vicepresidente del gremio, Fabián Yánez; la lista 2 es encabezada por Ricardo Vanegas, actual asambleísta de Pachakutik; la lista 3 por Priscila Carbo; la lista 4 por Hernán Ulloa, quien es vocal del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social; y la lista 5 por Alfonso Luz Yúnez.

Las listas tuvieron que modificar los nombres de candidatos debido a que durante la pandemia fallecieron algunos de ellos. Por ejemplo, en la lista 1 fue incluida Silka Sánchez, exdirigente del desaparecido partido Adelante Ecuatoriano Adelante de Álvaro Noboa, como candidata a presidir el Tribunal de Honor.

El Colegio de Abogados del Guayas, al mando de Jimmy Salazar, ha sido objeto de señalamientos por su supuesto uso para fines políticos. El actual titular de la institución fue cuestionado por presuntamente utilizar el gremio para su candidatura, en el 2017, a la Prefectura del Guayas.

Salazar también ha sido criticado por la participación de su esposa, Pamela Martínez, en el delito de cohecho, dentro del caso Sobornos, que involucró al expresidente Rafael Correa, de quien ella fue su exasesora. Ambos fueron sentenciados; pero la también exjueza de la Corte Constitucional recuperó su libertad en febrero de 2021. El exmandatario se encuentra en calidad de prófugo en Bélgica.

(I)