“Parece que en la Asamblea tenemos nuestro propio Chuky, y en lo único que coincidimos es que hay que exorcizar empezando por él, que es el que más desprestigia a la Asamblea”, afirmó la presidenta de la legislatura, Guadalupe Llori, al referirse al asambleísta nacional Fernando Villavicencio.

Esta reacción se dio luego de revelarse la firma de un contrato de provisión de servicios de alimentación para eventos de la Asamblea Nacional por $ 100.000, pero que según Llori, ordenó suspender su ejecución.

Llori aseguró que hasta la Asamblea llegó una denuncia por corrupción en contra de Villavicencio que incluye cuentas bancarias, que corresponde investigar a la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE), y otras denuncias relacionadas con el uso de su título profesional que no tendría.

El legislador Villavicencio afirmó que lo que hace Llori es “beber el vómito de Correa y Santiago Cuesta”. “Las mismas acusaciones temerarias y calumniosas del prófugo Rafael Correa, que decía que Villavicencio es pagado por la CIA, por los Isaías, que tiene cuentas offshore, que Villavicencio tiene millones, que me prueben”, increpó.

Publicidad

Dijo que da 24 horas a Guadalupe Llori para que vaya a la Fiscalía y presente la denuncia, pues afirmó que tiene levantado el sigilo bancario de su única cuenta de ahorros.

Que Guadalupe Llori es la investigada y es la que tiene que responder al país por las glosas, y anunció que pidió al contralor del Estado que explique el cambio de un informe de Contraloría del 2019 y 2020, en el que suprimen más de cien páginas de un informe sobre la Prefectura de Guadalupe Llori.

Respecto a su trabajo periodístico, Villavicencio dijo que su título está en la Senescyt y que ha ganado los mejores premios de periodismo a nivel nacional e internacional.

Suspensión del contrato

La presidenta de la legislatura afirmó que luego de revisar la información sobre el contrato de servicio de logística para reuniones, eventos, actos y ceremonias protocolarias y conmemorativas de la Función Legislativa solicitó que se oficie a la Contraloría General del Estado para que se realice una auditoría, y que ha dispuesto que se suspenda la ejecución de ese contrato que tiene cero de anticipo.

Llori, ante los medios legislativos, afirmó que hasta ahora no se ha cancelado un solo centavo de dólar sobre el contrato de provisión de servicios, y que ha dispuesto que se suspendan todos los procesos administrativos y financieros que se encuentren en marcha y planificados, para que lo revise minuciosamente un equipo especializado y se valore su continuidad o terminación.

La presidenta de la legislatura también solicitó a su equipo de trabajo que ponga su renuncia, porque evaluará quiénes permanecerán o quiénes deberán dejar su cargo.

Publicidad

Guadalupe Llori pide la renuncia a 21 colaboradores de su despacho y coordinadores departamentales

Lamentó que se haya desinformado a la ciudadanía desde las redes sociales con argumentos equivocados sobre el proceso administrativo, donde se menciona la contratación de servicios de alimentación por parte de la Asamblea Nacional. Este contrato, aclaró, es para reuniones de trabajo, eventos, ceremonias protocolarias y conmemorativas de la Asamblea Nacional.

Indicó que el contrato fue procesado por Gloria Larenas, exadministradora general de la Asamblea Nacional y firmado por María Paulina Moreno, secretaria de relaciones internacionales. Que ambas funcionarias vienen de la administración anterior y que tienen la delegación administrativa y la responsabilidad para hacer estos procesos de contratación pública.

Que al revisar el portal de compras públicas se puede verificar que el mismo proveedor, esto es Freddy Godoy Proaño, presta servicios tanto a la Asamblea Nacional como a la Cancillería, con precios similares o más altos.

No recibe viáticos

En la entrevista con los medios legislativos, la representante de la legislatura indicó que es otra mentira sobre el pago de hoteles por una noche en Guayaquil y en el Tena, cuando fue público que su estancia fue por tres días en cada uno.

Aclaró que no recibe viáticos, sino reposición de gastos, que incluye alimentación, que ella no escoge los hoteles donde pernocta, es una responsabilidad del equipo de avanzada y de seguridad.

Enfatizó que la Asamblea Nacional seguirá trabajando en los procesos administrativos de contratación, legislando y fiscalizando, que “no cederán a las presiones ni tampoco a que les impongan agenda, ni tampoco las campañas en contra de esta noble institución como es la Asamblea Nacional, y sus autoridades”.

No renunciará al cargo

En torno al pedido del asambleísta Fernando Villavicencio de que presente a la renuncia a la presidencia de la legislatura, Llori dijo que el legislador no tiene la calidad profesional para sugerir que deba renunciar, esas opiniones provienen del mismo asambleísta cuya negligencia en el manejo de los procesos que le corresponde llevar en la comisión que preside estuvieron a punto de dejar en la impunidad al excontralor del Estado, así como al exdefensor del Pueblo, quien por errores de procedimiento del asambleísta demandó en el juzgado constitucional competente a través de una acción de protección a toda la Asamblea Nacional, lo cual tuvo que ser subsanado en los tribunales por el equipo jurídico de la institución.

La estrategia, añadió, es viciar con escándalos las redes sociales y los medios de comunicación con escándalos que no tienen pruebas, solo por buscar protagonismo político y mediático. “Para mí, no son éticas”.

Insistió en que no renunciará al cargo de presidenta de la legislatura como lo pidió el asambleísta Fernando Villavicencio, acaso él pone la agenda en la Asamblea Nacional. En la única parte que pone agenda es en las redes sociales y en los medios de comunicación que le dan espacio a que siga con su protagonismo, a que siga mintiendo al pueblo, siga denunciando sin que tenga una prueba, a veces, sostuvo.

Pedidos de información

El asambleísta Fernando Villavicencio solicitó este 21 de septiembre a la coordinadora de Talento Humano de la Asamblea Nacional, Alba Sánchez, copias certificadas del listado de todas las contrataciones del personal correspondiente al presente periodo legislativo comprendido desde el mes de mayo del 2021 hasta lo que va del año 2021, donde deberá incluir el cargo, ya sean estos de asesores, asistentes, personal administrativo y técnicos de área, así como también la remuneración mensual que perciben.

A la coordinadora general administrativa, Janneth Puetate, que remita copias certificadas de los contratos de bienes y servicios que ha realizado la Asamblea Nacional desde el mes de mayo del 2021 hasta la presente fecha, donde conste la respectiva documentación soporte de la fase precontractual y contractual de los mismos. Además, que se remita una lista detallada de todos los viáticos entregados a los funcionarios de la Asamblea Nacional en el periodo comprendido entre el 14 de mayo del 2021 y la presente fecha. En el listado debe contener la descripción del viático, el valor, el nombre del funcionario al que se le entregó y las actividades que cumplió.

Según el legislador, antes de llegar a la Asamblea publicó una investigación en la que se determinó la existencia de 1.319 trabajadores en la nómina de la legislatura, incluyendo funcionarios de carrera. Se conoce que muchos fueron desenrolados por la anterior administración, pero a la fecha el número de funcionarios es casi igual: 1.297; es decir, aquel criterio de austeridad y de lucha contra la corrupción solo quedó en un discurso. (I)