El Gobierno del presidente Guillermo Lasso anunció el incremento del presupuesto para la erradicación de la violencia contra la mujer de $ 1,5 millones a $ 24 millones, durante el lanzamiento de la campaña “De la indignación a la acción”, por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora este 25 de noviembre.

Lasso también ratificó que el Registro Único de Violencia (RUV), que estuvo pendiente por tres años, desde la aprobación de la Ley contra la Violencia a la Mujer, funcionará pronto por el trabajo conjunto entre la Función Ejecutiva y la Función Judicial.

El mandatario señaló que los créditos al 1 % de interés y a 30 años plazo que se darán desde el 1 de enero del próximo año se entregarán con énfasis en las mujeres y pensando en la “economía violeta”, porque la independencia económica es uno de los factores que frenan la violencia.

Además, el presidente firmó un decreto ejecutivo que declara la defensa de la igualdad de género como prioridad nacional y dispone una mejor coordinación interinstitucional para la erradicación de la violencia contra la mujer.

Publicidad

La campaña comunicacional “De la indignación a la acción” se traducirá en anuncios que reflejen la violencia contra niñas y mujeres en los ámbitos laboral, familiar, recreativos y las calles; y pone a disposición la página web www.delaindignacionalaaccion.gob.ec para que las mujeres conozcan qué pueden hacer en casos como los expuestos.

Entre otras acciones, la secretaria de Derechos Humanos, Bernarda Ordóñez, informó que se aspira a que cada provincia cuente con una “casa violeta” a la que las mujeres puedan acudir en busca de apoyo y asesoramiento, como un “lugar seguro” en casos de violencia.

La esposa del mandatario, María de Lourdes Alcívar, intervino por primera vez en un evento oficial de la Presidencia. Con dos hojas que contenían las ideas de su discurso, lo inició dando la bienvenida a todos y diciendo que “es un gran día para celebrar a la mujer”, y que “lo más importante que puede haber como mujer es el hecho maravilloso de tener la vida, eso es algo que nos hace poderosas”.

“Si tú ves algo que no está bien, sé valiente en decirlo y las cosas van cambiando, porque ayudas al otro (...). No debemos callar, a la primera agresión debemos denunciar; pero antes que denunciar, yo digo, tratar de buscar ayuda inmediatamente, porque el denunciar está bien; estoy de acuerdo con el Gobierno, porque al Gobierno le compete esa parte importantísima de aceptar esas denuncias, de tratar de ayudar, pero siempre con esa ayuda mayor, esa ayuda psicológica, un ayuda que vaya mucho más allá, que no se quede en la denuncia en sí, porque si no se vuelve la indignación contra el otro y es ese el fundamento (...). Tenemos que fundamentar nuestras vidas en valores, llenarnos de amor y el amor nos va a llevar a decir ‘no, me voy a frenar hoy’. Entonces, todo va a cambiar...”, señaló.

Alcívar relató parte de su convivencia con el presidente para ejemplificar cómo se debe actuar en casos de existir molestias en una pareja: “Si Guillermo está un poco alterado, yo prefiero irme por la derecha y voy a hacer mi vida. Me paso feliz; puede ser que me recienta un ratito. Pero de ahí regreso, y el amor y el perdón es lo primero. Pero, si en el hogar vivimos en la eterna batalla de hombre y mujer y nunca perdonar, entonces nunca vamos a salir de este mismo embrollo y vamos a terminar hiriéndonos y matándonos, esa es la realidad, si no tomamos las acciones, mujeres, somos puntales en nuestros hogares”.

Entre otras ideas, la esposa del mandatario agregó que la educación en la familia es fundamental para erradicar la violencia contra niñas y mujeres, que bajar el número de 70 mujeres asesinadas en los primeros seis meses del año a cero podría depender mucho de las mismas mujeres, que es una tarea de la sociedad en su conjunto, hombres y mujeres, que “está bien el piropo, pero las groserías tampoco”, que debemos “llenarnos de amor y el amor nos va a frenar” y que “lo más importante, como mujer, es que podemos tener la vida y eso nos hace poderosas”. (I)