El Gobierno nacional, a través de la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia de la República, rechazó los comentarios que se hicieron en el programa La Posta XXX transmitido por el canal incautado TC Televisión en contra del presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza.

“La Secretaría General de Comunicación rechaza contundentemente los comentarios emitidos en contra del presidente de la Conaie, Leonidas Iza, en el programa La Posta XXX, emitidos por TC Televisión”, se resume en una comunicación oficial suscrita este 5 de julio y que fue leída por su titular, Eduardo Bonilla.

El domingo último, en esa estación televisiva se estrenó un programa: La Posta XXX, en el cual sus presentadores Luis Vivanco y Andersson Boscán hicieron una descripción de Iza con un acróstico con adjetivaciones, a la vez que lanzaban dardos a su imagen colgada en la pared.

Iza, en una entrevista en un programa virtual de radio La Calle, advirtió que podría iniciar acciones legales por los comentarios, a los que tildó de “estigmatizantes”.

Publicidad

“Vamos a tener que recurrir a un proceso legal, no puede ser que se instale el odio en los medios de comunicación”, reclamó el dirigente indígena de Cotopaxi, este lunes.

Leonidas Iza no descarta acudir a la justicia por expresiones ‘estigmatizantes’ en programa de televisión ‘La Posta’

En tanto, la Secretaría de Comunicación del régimen se pronunció en una misiva oficial, en la que, además de rechazar los comentarios, exhortó a la administración general del canal TC Televisión a “aplicar los procesos presentes y detallados en su código de ética, tomar los correctivos y aplicar las sanciones necesarias, de ser el caso”.

Se reiteró el “compromiso de dejar atrás ese pasado de odio y persecución, aportando desde cualquier espacio a la construcción del Ecuador del Encuentro que queremos y merecemos”; y refirió que la “libertad de expresión siempre tiene como contraparte la responsabilidad. Los medios de comunicación están para informar, opinar, entretener y educar”.

El comunicado fue replicado en sus redes sociales por el jefe de Estado, Guillermo Lasso, en el que subrayó: “La libertad de expresión va de la mano con la responsabilidad. Desde el inicio, nuestro compromiso ha sido escuchar y dialogar con todos en el marco del respeto. Vamos a continuar el trabajo de este Gobierno bajo esa visión y en línea con los valores del Ecuador del Encuentro”.

De su lado, Vivanco escribió en Twitter: “¿Se nos fue la mano? Sí. ¿Haremos correctivos? Obvio. ¿Ofrecemos disculpas? Aquí las tienen. ¿Odio y racismo? Jamás. ¿Responsabilidad del Gobierno? Ninguna. Gracias por las críticas, incluso de los amigos”.

El Consejo de Regulación, Desarrollo y Promoción de la Información y Comunicación, presidido por Jeannine Cruz, también divulgó una comunicación titulada “No podemos seguir cometiendo los mismos errores de años anteriores”.

En ella se recuerda que el derecho a la libertad de expresión cuenta con “límites legítimos en el respeto a los derechos y prohibición de toda apología de odio y cualquier otro discurso que incite a la violencia, conforme lo dispone la Convención Americana de Derechos Humanos”.

Se esgrimió el Código Deontológico de TC Televisión, que en su disposición 3.1.3. insta a la “libertad de pensamiento y respeto a los derechos humanos”, así como a denunciar y combatir cualquier acto de discriminación, injusticia, violencia, deshonestidad, abuso o corrupción.

Por lo que se instó al medio de comunicación a “enmarcarse en el respeto de sus disposiciones para evitar episodios como el registrado la noche del 4 de julio”. (I)