Hasta el momento, en el país existen 18 detenidos por cierre de vías y seis carreteras han sido reabiertas de inmediato, informó el vocero presidencial, Carlos Jijón, en un primer balance de la jornada de protestas y movilizaciones de varias organizaciones sociales.

Jijón manifestó que los detenidos en su mayoría están en Daule (Guayas), que una persona que fue detenida y liberada en Latacunga regresó a las manifestaciones, que las protestas pacíficas son bien vistas por el Gobierno y que el Ejecutivo tiene la mano extendida para el diálogo.

Cierres viales en cinco provincias por efectos de las manifestaciones sociales en contra del alza de la gasolina y el diésel

Existe una “relativa tranquilidad” y “hay total movilidad en todo el país”, agregó Jijón, quien recordó que es un deber del Gobierno garantizar el derecho de las personas que quieren trabajar poder hacerlo.

“El Gobierno tiene dos puntos importantes a los que atender, el primero, el respetar el derecho a la protesta y el otro punto es que esto debe hacerse en el marco de la ley. Hay 18 detenidos por intentar cerrar carreteras, el mayor número en Daule”, manifestó Jijón.

Publicidad

Una persona fue detenida en Limonal y otra en Santa Lucía durante protestas por fijación de precios de combustibles

El vocero recalcó que el Gobierno declara la intención de mantener el orden y precautelar el derecho de las personas a movilizarse para trabajar. Agregó que existe una “movilización rural de baja intensidad”.

Jijón también informó que aún no hay fecha y hora para el envío del proyecto económico urgente tributario a la Asamblea Nacional, aunque se había dicho que se enviaría la tarde de este martes 26 de octubre y que los diálogos se mantienen con los asambleístas de varias bancadas que han hecho observaciones.

Al momento, en el centro histórico de Quito existe movilidad normal, aunque ya fueron puestas las vallas metálicas a una cuadra a la redonda de la Plaza Grande, donde se encuentra el Palacio de Carondelet, sede de la Presidencia de la República.

Alrededores del Palacio de Gobierno fueron cercados con vallas metálicas, frente a la convocatoria a las protestas sociales. Foto: Carlos Granja Medranda. Foto: El Universo

Además, decenas de efectivos militares y policiales refuerzan la seguridad de Carondelet y aeronaves de las Fuerzas Armadas sobrevuelan Quito para monitorear la movilidad en la capital a menos de cuatro horas de que las organizaciones sociales inicien las manifestaciones, anunciadas para las 16:00.

Más temprano, el ministro de Defensa, Luis Hernández manifestó que: “la organización indígena se encuentra con muy pocos miembros realizando bloqueos esporádicos en las carreteras, especialmente, en la vía que va de Cayambe a Ibarra. Las Fuerzas Armadas y la Policía limpian la vía, pero vuelven a colocar los obstáculos”.

“Estamos abiertos al diálogo, pero aquellos que infringen la ley tendrán que ser llevados a la justicia, ahí no hay ningún desvío en la determinación”, añadió Hernández. (I)