El Frente Unitario de Trabajadores (FUT) postergó la manifestación que estaba convocada para este miércoles 19 de enero, por el incremento de contagios de COVID-19 a causa de la variante ómicron.

En una declaración pública hecha de forma virtual, el presidente del FUT, Ángel Sánchez, confirmó este 14 de enero, que se postergó la movilización, pero se fijará una nueva fecha en tanto vayan bajando los contagios.

Según Sánchez, analizarán la situación de la pandemia y en unas seis semanas podrían estar en la capacidad de retomar la jornada de movilización.

El gremio sindical acudió a la Federación Médica Ecuatoriana previo a tomar la decisión, y se les habría aclarado que el incremento de casos de coronavirus aumentó en dos días de 1.200 a 4.000.

Publicidad

Conaie resolverá en una asamblea el inicio de sus protestas indefinidas

La movilización prevista para este miércoles 19 de enero tenía entre sus principales demandas, exigir al gobierno de Guillermo Lasso que instale un diálogo para tratar reformas laborales y que se tome en cuenta para una nueva ley, su propuesta de Código de Trabajo.

Así también demandar el pago de la deuda al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y rechazar la privatización de las empresas públicas, entre otros puntos.

Edwin Bedoya, vicepresidente de la Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitarias de Trabajadores (Cedocut), dijo que están abiertos al diálogo con el régimen, que están dispuestos a conversar para que se debata su propuesta de Código de Trabajo, presentada a la Asamblea Nacional en noviembre pasado.

En tanto, el presidente de la Unión General de Trabajadores (UGTE), José Villavicencio, aclaró al jefe de Estado que postergar la jornada de protesta no significa suspender. “No se equivoque presidente, porque postergar no es suspenderla. No es renunciar. En los próximos días anunciaremos la nueva fecha”, precisó.

Sindicalismo evalúa si mantener la convocatoria a su movilización en contra del Gobierno por el aumento de contagios de coronavirus

En esta rueda de prensa, los dirigentes cuestionaron la resolución del Ministerio de Educación de mantener la fecha de la reanudación de las clases de forma presencial para el 17 de enero, pese a la crisis sanitaria que experimenta la población.

Bedoya, por ejemplo, reveló que varios de los dirigentes sindicales y maestros se han contagiado, por lo que exigió que se revise la medida para que los estudiantes y docentes no retornen aún a las clases presenciales. (I)