La Fiscalía General del Estado (FGE) pidió este viernes, 24 de noviembre, en la audiencia del caso Encuentro se dicte arresto domiciliario contra del empresario Danilo Carrera Drouet, cuñado del expresidente Guillermo Lasso, y de Antonio Icaza Morla, exgerente general de la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL), por ser mayores de 65 años.

Para los otros seis implicados en el caso Encuentro, entre los que están el exgerente de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas Hernán Luque y Leonardo Cortázar se pidió prisión preventiva.

La Fiscalía señaló que el pedido del arresto se da debido a que Carrera constantemente sale del país.

Publicidad

La fiscal a cargo solicitó también que se congelen las cuentas bancarias de los implicados, se prohíba la enajenación de bienes y se retengan $ 8′350.000 para asegurar una posible multa, en caso de que lleguen a ser sentenciados cuando concluya el proceso.

La Fiscalía abrió esta causa cuando el portal digital La Posta publicó audios en los que se escuchan supuestas negociaciones de cargos y contratos del sector eléctrico.

A la par, la Fiscalía impulsó la investigación del caso León de Troya, luego que ese mismo medio de comunicación revelara un informe policial donde se reveló la posible relación de la mafia albanesa con el empresario Rubén Cherres Faggioni, amigo cercano de Danilo Carrera. Cherres fue asesinado en marzo pasado y su cuerpo fue hallado en Santa Elena.

Publicidad

La Fiscalía unió ambas investigaciones bajo el paraguas del caso Encuentro. Este se sigue por el presunto delito de delincuencia organizada.

La audiencia de formulación de cargos del caso Encuentro se está llevando a cabo este viernes desde horas de la mañana en la Unidad de Garantías Penales Especializada para el Juzgamiento de Delitos relacionados con Corrupción y Crimen Organizado, la cual está ubicada en el Complejo Judicial Norte de Quito.

Publicidad

En tanto, el último pronunciamiento de Carrera fue en octubre pasado cuando publicó un video en redes sociales para defenderse de las acusaciones en su contra.

Manifestó que es víctima de una “incesante campaña difamatoria” con la que se ha querido desprestigiar su trayectoria profesional, empresarial y deportiva, y perjudicar políticamente al gobierno de su cuñado. Mientras que Luque se encuentra prófugo. (I)