En el marco del Día de la Tierra y en la Cumbre de Líderes sobre el Clima (virtual) organizada por EE. UU., la Fiscalía General del Estado Ecuador presidida por la fiscal Diana Salazar anuncio la creación de una Unidad dedicada a los Delitos Ambientales, la que tendrá como una de sus actividades principales combatir el tráfico de vida silvestre.

La Unidad será implementada mediante cooperación entre la Fiscalía y la la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) , el Fondo Mundial para la Naturaleza Ecuador (WWF Ecuador) y el U.S. Department of State: Bureau of Intl Narcotics & Law Enforcement (INL).

“Los Estados Unidos, bajo el liderazgo del Presidente Joe Biden, está colocando al cambio climático y la administración ambiental en el centro de sus políticas públicas nacionales y extranjeras”, declaró la Embajada de los Estados Unidos en el Ecuador en una misiva publicada en su sitio web.

“Dentro del proyecto “Fortalecimiento de la Gobernanza de Recursos Naturales en Ecuador”, USAID dará asesoría técnica, y el Fondo Mundial para la Naturaleza Ecuador (WWF, por sus siglas en inglés), apoyará en el diseño e implementación de una unidad especializada dentro de la Fiscalía para delitos contra la vida silvestre, para detener el tráfico de tortugas de las Galápagos, contener la exportación masiva de aletas de tiburón, y la extracción ilegal de madera, entre otros. Además, se prevé fortalecer su infraestructura informática que beneficiará la gestión de los casos relacionados a delitos ambientales”, dice la sede diplomática.

“La inclusión de delitos ambientales en la agenda de trabajo de la Fiscalía General del Estado es una aspiración nacional y regional sobre la que estamos avanzando con acciones concretas y gracias al trabajo conjunto con países y entidades que comparten nuestra urgencia e importancia sobre el tema”, apuntó Salazar.

“La lucha contra los delitos medioambientales es un combate contra la destrucción de la base natural que tanto aporta a las economías locales, al desarrollo sostenible del país, y a la preservación de un patrimonio natural único, que es reconocido como uno de los más importantes del planeta”, agrega la embajada. (I)