El policía Nixon Alejandro P. D. está bajo investigaciones por su presunta participación en el intento de envío de 185 tortugas desde el aeropuerto ecológico Galápagos, situado en la isla Baltra, hacia la terminal aérea José Joaquín de Olmedo de Guayaquil.

A través de redes sociales, la Fiscalía General del Estado informó esta mañana que el servidor policial será procesado en las próximas horas por el presunto delito contra la flora y fauna silvestre que se sanciona hasta con tres años de prisión.

Las tortugas fueron detectadas en la terminal aérea de Baltra, el domingo último.

En un comunicado, la terminal aérea detalló que las máquinas de rayos x y un operador determinaron presuntas irregularidades en las maletas que habían sido declaradas como portadoras de “recuerdos”.

La edad de los especímenes no superaría los tres años y su carapacho es joven, por lo que es difícil determinar la isla de su procedencia, se indicó en la misiva. Al encontrarse envueltas en cinta, diez de las tortugas murieron.

Equipos de la Policía Nacional, Ministerio del Ambiente y Agua y de la Fiscalía colaboraron para iniciar las indagaciones del caso.

Por su parte, el ministro del Ambiente y Agua, Marcelo Mata, rechazó estos delitos contra la fauna silvestre y el patrimonio natural del archipiélago.

(I)