La tarde de este miércoles 20 de octubre, el presidente Guillermo Lasso acudió al Distrito de Policía Eugenio Espejo de Quito para dar un discurso de respaldo por parte su gobierno a la actuación de los uniformados en los operativos que desarrollen, durante el estado de excepción que fue decretado hace dos días.

Lasso dijo que el pueblo quiere seguridad, certeza y vivir en tranquilidad, que la Policía Nacional es una institución que se ha distinguido durante toda su vida por trabajar en favor de los ciudadanos y de la seguridad.

“Hoy van a salir a patrullar un importante sector de Quito, háganlo con la certeza de que el presidente y el gobierno los respalda, no los va a dejar solos, el presidente estará siempre del lado de los policías nacionales, siempre para defender el honor y la dignidad de aquellos policías como ustedes, padres y madres de familia que salen a las calles a proteger la seguridad de los demás, estaremos de su lado permanentemente, cumplan con su deber a cabalidad, teniendo claro que el gobierno los va a respaldar permanentemente, no dudaremos en estar del lado de la Policía que cumple con su deber”, señaló Lasso.

El Gobierno tiene previsto crear la Unidad de Defensa de la Policía Nacional para hacerse cargo de la defensa de los uniformados y prepara un proyecto de ley reformatorio en esta misma línea.

“El gobierno se hará cargo de la defensa ante los jueces de los policías. En los próximos días indultaremos a aquellos policías juzgados y sentenciados, estamos de lado de los ciudadanos honestos, tenemos la obligación de actuar y trabajar por la seguridad de la familia ecuatoriana. He venido para dar un mensaje de respaldo y unidad de la Policía con el Gobierno para enfrentar el flagelo de la inseguridad. Le pido a Dios que cuide su integridad sus vidas, aquí estoy, nunca los voy a dejar solos, muchos éxitos”, concluyó Lasso.

En tanto, la comandante general de la Policía, Tannya Varela manifestó que devolverán la paz a las calles, la convivencia ciudadana pacífica con el trabajo de los policías, y el país está unido para luchar por la paz y en contra de la delincuencia. (I)