Para los comicios seccionales del 2023 ocurrirá un hecho inédito en la provincia de Cotopaxi, ubicada en la Sierra norte y la cuarta con mayor población indígena del país (luego de Chimborazo, Imbabura y Pichincha): por primera vez habrá seis candidatos a la Prefectura de origen indígena.

Ellos son Luis Gilberto Guamangate, del movimiento Centro Democrático (CD), lista 1; Arturo Ugsha, por el movimiento Unidad Popular (UP), lista 2; Amador Chiguano, por el movimiento Pueblo, Igualdad y Democracia (PID), lista 4; Ángel Tipantuña, por el movimiento Revolución Ciudadana (RC), lista 5; Lourdes Tibán, del movimiento Pachakutik (PK), lista 18; y César Umajinga, del movimiento Sociedad Unida Más Acción (SUMA), lista 23.

Lourdes Tibán fue nominada como candidata a la Prefectura de Cotopaxi por el movimiento Pachakutik. Foto Cortesía

Se enfrentarán a los mestizos Janio Bustillos, del partido Izquierda Democrática (ID), lista 12; y Jaime Zambrano, de la alianza de los movimientos Renovación Total (RETO) y Opción, listas 33-61.

Publicidad

Todos van por el cargo que actualmente ocupa Jorge Guamán, quien está procesado por supuesta delincuencia organizada; la Fiscalía General abrió una instrucción fiscal en su contra y como medidas cautelares debe presentarse ante las autoridades tres veces a la semana y no puede salir del país.

Guamán no pudo postularse a la reelección ya que tiene dos periodos consecutivos en esa función. Pero fue nominado como aspirante a la Alcaldía de Latacunga en las primarias de PK.

Pachakutik tomó el control de la Prefectura en el 2000. Ese año la ganó Umajinga, quien fue elegido para tres periodos consecutivos.

El 30 de abril de 2012, la Controlaría General del Estado resolvió su destitución por haber cometido actos de nepotismo en contrataciones públicas y por el uso indebido de recursos. El bloque legislativo afirmó entonces que se trataba de una persecución política contra los dirigentes indígenas que se habían mostrado contrarios al gobierno de Rafael Correa.

En junio del mismo año el Consejo Provincial acató el dictamen y retiró del cargo a Umajinga, nombrando en su lugar a Blanca Guamangate, que se distanció de PK y años después llegó a las filas de Centro Democrático.

Publicidad

Con Guamán, PK retornó a la Prefectura en el 2014; y se reeligió en el 2019.

Hace pocos meses, el movimiento tuvo conflictos internos para definir a su carta para esa dignidad, cuentan exdirigentes de la agrupación. Las primarias se realizaron en mayo pasado -antes de lo previsto en el calendario electoral- entre tres aspirantes: Arturo Ugsha, Lourdes Tibán y Olmedo Iza.

Ganó el primero, pero el resultado fue impugnado por los otros dos. Para zanjar la polémica, la directiva nacional dispuso que en esta ocasión se elija a una mujer como aspirante, es decir, Tibán. Lo cual molestó a Ugsha, quien se separó de la agrupación y ahora participa por UP.

En medio de ese proceso trascendió una encuesta interna contratada por uno de los dirigentes de PK en la que se señalaba que ningún candidato mestizo tendría buena votación en el 2023. Esto orilló a los dirigentes de las diversas organizaciones políticas a buscar cuadros del mundo indígena.

Publicidad

El consultor político y comunicador cotopaxense David Banda confirma que la participación de indígenas en esta candidatura ha crecido desde el 2000. En ese año hubo solo un aspirante: Umajinga; en el 2014, dos: Guamán y Blanca Guamangate; y en el 2019, tres: Umajinga, Guamán y Guamangate.

Banda señala que las disputas internas fragmentaron al movimiento porque no hubo espacios para otros liderazgos que surgieron. De los seis aspirantes indígenas, cuatro militan o militaron en este. Tibán, que ha sido legisladora, aún es parte de la agrupación; Ugsha, dirigente popular, se alejó hace pocos meses y la semana pasada fue expulsado formalmente de la agrupación; mientras que Guamangate, exconstituyente y exlegislador, y Umajinga, exprefecto, se desafiliaron hace ya varios años.

El experto cree que dos elementos importantes en la campaña del 2023 serán el apoyo que le dé a alguna de las candidaturas el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza, quien es un líder popular en esa provincia, de donde es oriundo; y los resultados de las investigaciones por presunta corrupción en el caso del prefecto Guamán.

Pero considera que esta elección será muy “reñida” justamente por el origen de estos postulantes. “La votación se definirá en las cabeceras cantonales; el apoyo para los aspirantes indígenas se dividirá en la ruralidad, pero los que van a inclinar la balanza son los mestizos, la parte urbana”, opina.

Publicidad

Gilberto Guamangate (c) se postulará a la Prefectura de Cotopaxi por el movimiento Centro Democrático. En la foto con Jimmy Jairala y Enrique Menoscal. Foto tomada de Facebook

Gilberto Guamangate, que milita hace cuatro años en Centro Democrático, indica que PK ha manejado la provincia desde hace más de dos décadas sin alternar los liderazgos y que las autoridades han sido salpicadas por denuncias de corrupción. Él se separó en el 2008, luego del proceso constituyente al que llegó en representación del movimiento indígena, y se adhirió al correísmo del que también se alejó.

Amador Chiguano participará para la Prefectura de Cotopaxi por el movimiento Pueblo, Igualdad y Democracia (PID). Foto tomada del Twitter de David Banda

No le preocupa que haya varios candidatos indígenas, pues dice que las bases de la agrupación vienen trabajando en su candidatura desde hace cuatro años y que tiene un gran respaldo.

“Cotopaxi no quiere peleas, quiere que unas autoridades locales lleguen a solucionar los problemas, como la falta de obras, de vías, de empleo”, indica.

“Todos los candidatos estamos en las mismas condiciones, aunque hay dos partidos con plataformas estatales, pero desgastadas (PK y RC), pero “los demás proyectos políticos son nuevos”, reconoce. Pero en su caso señala que tiene apoyo tanto de los indígenas como de los mestizos.

Umajinga, quien es dirigente de SUMA en Cotopaxi desde hace seis años, señala que el voto indígena no se dividirá porque si bien algunos candidatos tienen ese origen no cuentan con el respaldo de las comunidades.

“La ciudadanía tiene claro por quién votar, ya sabe quién es quién; llegará el que esté más cerca de la gente, el que ya haya trabajado más por ella. Muchos entran a la cancha, pero se quedan en el camino, porque no son líderes que han hecho historia, por el debilitamiento de esos partidos que tienen su pasado”, expresa.

Umajinga señala que SUMA ha crecido en la provincia por el fuerte liderazgo que él tiene. Sobre sus cuestionamientos como prefecto, asegura que estos han sido aclarados y que fue una persecución.

Piensa que el 60 % de la población indígena de Cotopaxi hoy en día ya es profesional y que ya no se deja manipular por los dirigentes políticos. “Ya no es como hace 20 años que les decían ‘voten por el arcoíris’ y todo el mundo votaba así”, dice.

Arturo Ugsha se alejó de Pachakutik y ahora tercia por el movimiento Unidad Popular para la Prefectura de la provincia. Foto tomada de su Facebook

Como mestizo, Bustillos opina que su candidatura tiene muchas oportunidades de fortalecerse, porque la gente de Cotopaxi “se siente hastiada, defraudada, traicionada” de los manejos supuestamente “corruptos” de Pachakutik en la provincia desde hace más de 20 años; y recordó que ya dos prefectos elegidos por esa agrupación han sido investigados: Umajinga y Guamán.

Refiere que la mayoría de los candidatos indígenas han salido de esa agrupación política. “Son los mismos que se han enojado entre ellos y quieren seguir usufructuando de los fondos públicos”, afirma el aspirante, quien señala que su tendencia buscará aglutinar no solo a los mestizos, sino a los indígenas de la provincia, ya que todos quieren “gente nueva y limpia” en la política local.

Según el registro electoral aprobado por el Consejo Nacional Electoral (CNE), para las elecciones seccionales del 2023 Cotopaxi tiene 385.290 electores; de ellos, 198.074 son mujeres y 187.216 son hombres. (I)