La ministra de Salud Pública, Ximena Garzón Villalba, señaló hoy que hubo una “filtración” de información privada de las personas que constan en la base de datos que alberga los resultados de las pruebas para COVID-19, la misma que está bajo custodia de ese Ministerio. Agregó que pidió a sus subalternos un informe sobre por qué ocurrió esa supuesta filtración y que lo enviará a la Fiscalía para que investigue el caso.

Ayer, lunes 26 de julio, EL UNIVERSO publicó una noticia que dio a conocer que esa base de datos estuvo disponible, sin ningún tipo de restricción, durante varias horas del domingo pasado, en la cuenta personal de Tableau Public (un software gratuito para analizar y visualizar datos) del usuario Christiaan Godoy. La mañana de ese domingo, el propio Ministerio de Salud Pública (MSP) había anunciado en un comunicado que informaría sobre las estadísticas de la pandemia en una nueva infografía interactiva y compartió un enlace que dirigía a esa cuenta a nombre de Christiaan Godoy.

El boletín señalaba que los datos eran descargables; sin embargo, no estaba habilitado el botón para realizar las descargas. Frente a varios reclamos, el director de Comunicación del MSP, Rafael Castillo, señaló que haría llegar esa observación al área técnica.

En la cuenta de Christiaan Godoy, que era acceso público, había otra infografía más actualizada. Castillo confirmó en el chat con el que se comunica con los periodistas de todos los medios que esta infografía también era oficial del MSP. Esta sí permitía descargar el archivo con los datos a cualquier persona, pulsando un botón de descarga, sin ningún tipo de restricción, sin necesidad de registro o clave.

Publicidad

Ese archivo era el que contenía la información privada de cientos de miles de personas. Incluía nombres y apellidos, números de cédula, teléfonos, números de historias clínicas, diagnósticos médicos y más información privada de alrededor de 1,5 millones de personas.

La ministra Garzón dijo hoy en rueda de prensa que en ese archivo “no se pusieron los filtros adecuados lastimosamente”. Y agregó: “Hubo una persona que se infiltró dentro de la cuenta de esta persona que estaba manejando los datos y extrajo los datos que lastimosamente se hicieron públicos. Estamos investigando con Fiscalía para determinar qué es lo que realmente pasó”.

En esa misma rueda de prensa, el viceministro de Gobernanza y Vigilancia de la Salud, José Ruales Estupiñán, insistió en que hubo “ingresos ilegales”. “Es una base amplia que ha sido ya bloqueada y se han puesto ya todas las medidas de seguridad para evitar que haya nuevos ingresos ilegales y se pueda sacar información. La información no ha sido publicada. No estuvo de manera pública en la página, sino que se ingresó a la cuenta del estadístico y de ahí se obtuvo la información”, dijo el funcionario.

Tableau Public advierte en su página web que “es una plataforma de datos públicos (no privados)”. El usuario debe cargar un archivo con los datos a Tableau Public para crear infografías o cualquier tipo de visualización. Al momento en que el usuario quiere publicar sus gráficos, el software le alerta que todos los datos que consten en el archivo se harán públicos y le pide que se asegure de que no existan datos confidenciales. Si hay datos privados, el usuario debe borrarlos antes de publicar su trabajo.

EL UNIVERSO envió el domingo pasado un cuestionario al MSP preguntando, entre otras cosas, por qué publicó las cifras de la pandemia en la cuenta particular de Christiaan Godoy y no en una institucional, y cuál es la relación de esta persona con el Ministerio, pues no consta en la nómina de funcionarios públicos. Sin embargo, hasta el cierre de esta nota no hubo respuesta.

La ministra Garzón también señaló que han tomado medidas administrativas y que están sancionando a los funcionarios involucrados con este tema. (I)