Hay dudas alrededor del cumplimiento de requisitos de las candidatas a ser titular de la Superintendencia de Bancos, Rosa Guerrero Murgueytio y Doris Padilla Suquilanda, por lo que el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) resolvió consultar a otro organismo y así determinar si cumplen o no las exigencias legales para acceder al cargo.

El presidente de la República, Guillermo Lasso, remitió el 12 de abril pasado una terna para la designación de la Superintendencia de Bancos, conformada por Rosa Guerrero Murgueytio, Raúl González Carrión y Doris Padilla Suquilanda.

Sin embargo, sobre las postulaciones de Guerrero y Padilla hay “dudas”. En el caso de Guerrero, su título de tercer nivel es de licenciada en Sociología y Ciencias Políticas, cuando el Código Monetario y Financiero en su artículo 68 establece que entre los requisitos para ser superintendente se debe tener un título profesional de tercer nivel en economía, finanzas, administración, derecho o áreas relacionadas.

Siete organismos de control suman más de 6.000 días con autoridades subrogantes, prorrogadas o encargadas

En tanto, sobre Padilla, de 33 años de edad, la duda gira alrededor de si cumple con una experiencia profesional de diez años. El Código determina que se requiere experiencia profesional “de por lo menos diez años (en el ejercicio) en áreas relacionadas”.

Publicidad

González sí habría cumplido con los requisitos legales para mantener su postulación.

Un informe de admisibilidad elaborado por un equipo técnico (de ocho funcionarios del CPCCS) concluía que los tres candidatos cumplían con los requisitos, y se recomendaba al pleno que convoque la etapa de impugnación ciudadana.

Sin embargo, en una sesión instalada este 29 de abril, el presidente del organismo, Hernán Ulloa, reconoció que en el informe no se observaron estas “dudas” sobre las aspirantes, por lo que mocionó consultar a la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senescyt) se aclare si el título de tercer nivel de Guerrero es equiparable a otros de cuarto nivel que habría presentado en su hoja de vida, en materias afines a las finanzas.

Adicionalmente, que se informe desde cuándo se contabilizan los diez años de experiencia: si desde la emisión del título profesional o desde que se ha colaborado en alguna entidad sin tener título.

Publicidad

Con el voto de los cuatro consejeros de mayoría Hernán Ulloa, Francisco Bravo, Ibeth Estupiñán y María Fernanda Rivadeneira se resolvió realizar la consulta a la Senescyt, antes de tomar una decisión.

Los vocales David Rosero y Javier Dávalos cuestionaron la resolución y exhortaron a que se devuelva la terna al Ejecutivo para que remita una nueva, pues se incumplirían los requisitos legales.

Observaron también, que la terna no contaría con el requisito de interculturalidad y que la veeduría ciudadana está integrada por dos ciudadanos, pese a que el reglamento general de veedurías dispone que estas instancias deben estar compuestas desde tres personas.

Ulloa respondió que la norma sobre las veedurías en su artículo 12 no aplica para la designación de autoridades, por lo que pueden participar de forma individual o colectiva.

Publicidad

En todo caso, la mayoría del pleno argumentó que se requiere de un pronunciamiento aclaratorio de la Senescyt, antes de resolver mantenerlas en el proceso de designación o pedir una nueva terna al jefe de Estado.

Rosa Matilde Guerrero subroga a Ruth Arregui en la Superintendencia de Bancos, tras su destitución

Actualmente, la Superintendencia está presidida por Rosa Guerrero, en calidad de subrogante (primera de la terna en la designación de esta autoridad), luego que Ruth Arregui fue censurada y destituida por un juicio político que se efectuó en la Asamblea Nacional.

En tanto, sobre los concursos públicos para la renovación parcial del Consejo Nacional Electoral (CNE) y del titular de la Contraloría General del Estado, los equipos técnicos se encuentran revisando los expedientes de los postulantes de la ciudadanía a integrar las comisiones ciudadanas de selección de dichas autoridades.

En el proceso de elección del contralor, se presentaron nueve reconsideraciones de los aspirantes, de las que seis se aceptaron y tres se negaron.

Publicidad

Según el informe, se detectó que el equipo técnico anterior, que designó la mayoría que lideraba Sofía Almeida en su presidencia, había realizado una valoración que no se ajustaba a los reglamentos en “perjuicio” de los postulantes.

El mismo criterio se observó en el caso de los candidatos para integrar la comisión que designará a los dos vocales principales y suplentes del CNE. Ahí se presentaron 28 reconsideraciones de los ciudadanos, de las que nueve fueron negadas y 19 se aceptaron.

Las conclusiones de estos equipos técnicos serán remitidas al pleno para su resolución. (I)