A los cinco días de que la Asamblea Nacional posesionó a Raúl González como superintendente de Bancos, legisladores del bloque Pachakutik denunciaron supuestas presiones y chantajes que ejercieron los legisladores correístas hacia los asambleístas de Pachakutik.

Lo reveló la legisladora Jéssica Castillo, representante de Pichincha por Pachakutik, quien afirmó que el coordinador de la bancada, Salvador Quishpe, comunicó a los integrantes del bloque que en la resolución sobre la posesión de González, como superintendente de Bancos, la opción era abstenerse de votar, en razón de que existe un decisión judicial que dictó acciones de protección.

Sin embargo, reveló que en el instante de la votación de la resolución presentada por la legisladora Mireya Pazmiño, del grupo rebelde de Pachakutik, se comenzó a manipular los votos por ciertos intereses que tiene cada bancada y algunos asambleístas, que influenciaron en la decisión de algunos legisladores de Pachakutik.

Afirmó que muchos legisladores comenzaron a negociar la aprobación del proyecto de ley que crea la Universidad Amazónica a cambio de votos para poder posesionar al superintendente de Bancos, Raúl González. Castillo dijo que son cuatro legisladores de Pachakutik que votaron por la posesión de González en la Superintendencia.

Publicidad

Posesión de Raúl González como superintendente de Bancos genera dudas sobre legalidad de la actuación de la Asamblea Nacional

En la lista oficial de la Asamblea a más de cinco legisladores del ala rebelde de Pachakutik, se registró el voto de cuatro asambleístas de ese grupo político que apoyó la moción de posesión del nuevo funcionario, ellos fueron: Ángel Maita, Celestino Chumpi, Isabel Enríquez y José Chimbo.

La asambleísta Jéssica Castillo manifestó que en la reunión del bloque de esta semana se tomará una resolución sobre la decisión que adoptaron los cuatro asambleístas que se salieron de la línea partidista.

“Nosotros conocemos de la necesidad de los amazónicos de crear una universidad, pero no podemos jugar con estos votos para tener la mayoría y apostando a tener votos en una próxima sesión”, subrayó la representante de Pichincha. Dijo que ciertos legisladores de la bancada de UNES asistieron a presionar a los asambleísta de la Amazonía a presionar la votación.

Responsabilidades

A excepción del oficialismo, las demás fuerzas políticas responsabilizan de la crisis en la Superintendencia de Bancos al mismo Ejecutivo por haber presentado ante el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), una terna donde constaban nombres que no eran de su confianza.

Publicidad

Para el presidente de la legislatura, Virgilio Saquicela, en el tema del superintendente de Bancos la pugna es entre el Ejecutivo y el CPCCS, y no con el legislativo. Pues lo que hizo el Parlamento fue cumplir con una formalidad y una atribución contemplada en la Constitución.

Que la Asamblea Nacional fue notificada por el CPCCS, tanto de la designación de González como también del pronunciamiento de una jueza de Samborondón, de que había una medida cautelar y que se suspendía la posesión; pero que luego se conoció que había una sentencia judicial que dejó sin efecto las medidas cautelares, y con ello se procedió a tomar posesión del funcionario con base en una resolución tomada por 70 asambleístas.

Saquicela cuestionó que el Ejecutivo pretenda entrometerse en una decisión del CPCCS, que es parte de otra función del Estado. Que la posición de la Asamblea será de independencia y autonomía, y aquí quien ha causado esta maraña es el Ejecutivo, reiteró.

Recordó que el pleno el 11 de agosto pasado junto a la decisión de posesionar al superintendente de Bancos resolvió que en adelante la Asamblea Nacional se abstendrá de acatar cualquier decisión judicial que interfiera en las decisiones de la Función Legislativa respecto a sus atribuciones.

Publicidad

El asambleísta, Esteban Torres (PSC) comentó que para posesionar a González, en el interior de la Asamblea se analizó que una persona que había ganado el concurso en el CPCCS, y que a partir de eso se presentó un sinnúmero de decisiones judiciales cautelares, revocatorias y acciones de protección, la Asamblea tenía que posesionar e hizo lo correcto antes que fenezca el plazo para hacerlo.

Todo esto es producto de una mala terna enviada por el mismo Ejecutivo que luego no le gustó, sentenció Torres, quien advirtió que el Ejecutivo pretende inmovilizar a la Función Legislativa con acciones judiciales con un Consejo de la Judicatura servil.

En cambio, el asambleísta Fernando Villavicencio (CN-PSE) afirmó que es ilegal lo que hizo la Asamblea Nacional al posesionar a un superintendente de Bancos, desconociendo un fallo judicial.

Calificó como atroz que la Asamblea haya desconocido y atropellado un fallo judicial, por eso “creo que es hora de que la Corte Constitucional le diga al país si existe o no un estado constitucional de derechos, si este es un Estado garantista o no”.

Advirtió que sin duda que los legisladores que votaron y posesionaron “tapándose la nariz” a Raúl González Carrión como superintendente de Bancos, sabían que al hacerlo la Constitución y la Corte Constitucional podrían disponer la destitución. (I)