El presidente de la República, Daniel Noboa, aseguró que la toma del canal TC Televisión, el pasado 9 de enero, fue un “intento de golpe de Estado” por parte de los grupos terroristas.

Así lo indicó este 8 de marzo en la clausura del seminario internacional sobre seguridad y delincuencia organizada por la Comunidad Europea.

Ante la sala dijo que no es solo un canal, sino una empresa del Estado sobre la cual él sentía una total responsabilidad por sus vidas, porque eran empleados públicos, y él era el último responsable, pero que lograron neutralizar y acabar con la amenaza. Y “dimos un golpe fuerte y una imagen importante que todo el mundo vio, cómo actuamos, cómo lo hicimos y cómo resolvimos el problema”, agregó.

Publicidad

“Vimos como un intento de golpe de Estado, porque eso era lo que estaba planificado, las dos primeras semanas de enero se lo iba a ejecutar, trataron de desestabilizar al Gobierno de todas las formas posibles, pero una mañana decidí declarar el estado de conflicto armado no internacional, que es una decisión en la cual uno se la lleva toda la vida”, apuntó el primer mandatario, pues dijo que no muchas personas tienen la oportunidad de hacerlo y peor la valentía de declarar guerra.

Como anécdota contó que ha estado en un cruce de amenazas con líderes de grupos narcoterroristas que amenazan a sus hijos, a sus padres y a toda su familia; pero que tuvo que hablarles de la misma forma, y que llegaron a tener 170 rehenes, pero lograron sacarlos a todos vivos.

Publicidad

Pero una vez que se vio un accionar fuerte cambiaron y el jefe de los sicarios del grupo narcoterrorista Los Lobos, peinado y con “una camisa blanca parecía una propaganda de Deja o de cloro hablando del Tratado de Ginebra y de derechos humanos, teniendo a 40 rehenes y controlando 60 sicarios; le decían Palanqueta, y había que actuar”.

Publicidad

Dijo que no va a tolerar que se usen los derechos humanos como un escudo para que ellos puedan asesinar a quien quieran, mientas las Fuerzas Armadas y la Policía estén aguantadas, sufriendo todo tipo de ataques y todo tipo de acusaciones; “eso no lo vamos a soportar, nosotros vamos a proteger los derechos humanos, vamos a respetar el derecho humanitario internacional y los tratados internacionales, respetando principalmente la vida de los que se la juegan que es la policía, militares y todos nosotros”.

Noboa dijo que la fiscal Diana Salazar recibe amenazas todos los días al igual que él, a veces comparan amenazas.

Publicidad

Manifestó que pide todos los días a la fiscal general del Estado hacer las cosas lo más rápido posible, porque la gente quiere trabajar, salir a estudiar, los jóvenes quieren oportunidades y no quieren vivir pensando que se está peleando una guerra en las calles.

Indicó que la gran mayoría de los ecuatorianos están contentos con lo que se ha hecho en materia de seguridad, pero que también quieren empleo, educación y oportunidades especialmente en las zonas más violentas, por eso, dijo, se han colocado más de 10.000 becas a jóvenes que viven en zonas de Los Ríos, Santo Domingo de los Tsáchilas, Manabí, Esmeraldas, Santa Elena y Guayas rurales. Con ello, agregó, se da oportunidad a los chicos a salir, progresar y obtener un título universitario.

Noboa habló, además, de los controles de las cárceles que ha realizado su gobierno: “Hemos visto cómo la falta de control en años pasados en las cárceles ha generado muerte, zozobra, un sentimiento total de intranquilidad de la población, y eso está cambiando...”.

Indicó que se han realizado 2.050 intervenciones en los centros de privación de libertad, además comunicó a los presentes en el seminario que extendió por 30 días el estado excepción, porque es necesario. Dijo que es una decisión muy dura porque también se necesita levantar el turismo, la economía, y para eso se mejorarán los horarios del toque de queda, para que gente pueda trabajar, vender sus productos y prestar sus servicios.

Reveló que también se han decomisado miles de armas y municiones, algunas de ellas, mejor que las que tiene el Ejército, y para esto dijo que impulsó la ley de extinción de dominio. Con esa herramienta y en un trabajo en conjunto con la Fiscalía se podrá dar uso a las armas incautadas y que hacen falta a las Fuerzas Armadas y Policía Nacional; además, usar el dinero, mucho de ello en banca privada nacional, para los programas sociales, dar educación, salud, prestar servicios y generar infraestructura que también genera empleo.

El presidente Noboa también señaló que está acabando con los privilegios que han tenido los peligrosos criminales durante años, algunos de ellos en contacto con políticos, con grupos empresariales muy grandes, con empresas multinacionales, pero eso tiene que parar.

Anunció que su gobierno ayudará y premiará a las compañías y a los grupos que quieren venir a hacer el bien y generar empleo, pero va a castigar muy fuerte a los que vienen a hacer el mal.

Para lograr todo esto, indicó, se necesitará el compromiso del sector judicial y la fiscal Diana Salazar está comprometida, pero se necesita el apoyo de jueces y del Consejo de la Judicatura, de funcionarios que antes ponían trabas cuando se quería tener justicia; ahora se tienen que romper esas trabas. No es posible que peligrosos terroristas salgan libres en menos de 24 horas, por la complicidad de algunos malos jueces y fiscales.

El primer mandatario aprovechó su intervención para hablar sobre la consulta popular y recordó que esta se realizará el 21 de abril próximo y que está a la vuelta de la esquina, con lo cual se podrán tener unidades judiciales constitucionales especializadas, mayor orden en la Función Judicial y mayor respaldo a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional.

Cero a la complicidad

El presidente Noboa destacó que hay muchas formas de complicidad con el crimen organizado y que no tolerará ninguna, y advirtió que si existe alguna compañía que está en contratación del Estado y tiene algún nexo con el narcoterrorismo, se cortará cualquier contrato que haya y se presentará la denuncia para que la Fiscalía la procese de manera rápida.

Si existe contratación pública en la cual se ha usado no solo para lavar dinero, sino que ha destruido a los proveedores que sí hacen las cosas bien, se procederá; porque antes había los sobreprecios y ahora es el subprecio como una forma de lavar dinero.

Anunció que junto con la Contraloría General del Estado están vigilantes de los Gobiernos autónomos descentralizados, porque es un fenómeno que no solo se está facilitando el lavado de dinero, sino que se está dañando el trabajo a los proveedores honestos, a compañías honestas que quieren hacer negocio y generar empleo.

Dijo que confía en el respaldo mayoritario de la ciudadanía que se expresa en la calle, donde gente muy joven antes pagaba vacuna para entrar y salir a un barrio. (I)