Un análisis de los cien días de gobierno y las nuevas acciones en las carteras de Estado es lo que se desarrolló en un foro organizado por la encuestadora Cedatos.

En cerca de 30 minutos, el vicepresidente Alfredo Borrero explicó las acciones realizadas durante su gestión y resaltó el proceso de vacunación.

Borrero destacó que, antes de que entrara en funciones el régimen, se efectuaron actividades para la inoculación. Dijo que entre marzo y abril se observaron las buenas prácticas de vacunación en otros países e iniciaron los contactos.

El segundo mandatario vio con optimismo los resultados alcanzados hasta ahora, de 9′063.000 personas inoculadas.

Publicidad

Guillermo Lasso: Hemos cumplido, nueve millones de vacunados en cien días, es un mérito de todos los ecuatorianos

“Plan que ha sido resaltado por propios y extraños. Y hoy quiero resaltar el (comentario) de Carlos Rabascall, que fue candidato a la vicepresidencia de la República (UNES) y hoy resaltó que el programa de vacunación ha sido uno de los eventos más exitosos de los últimos tiempos en el país”, indicó.

Borrero señaló que el plan de vacunación continúa. Se hará con jóvenes de 12 a 16 años, luego a niños y después una posible consideración con tercera dosis.

“Estén tranquilos, vacunas existen; el presidente Guillermo Lasso sigue negociando las vacunas. Y a largo plazo nuestro objetivo es tener un centro de producción de vacunas en el país”, mencionó.

Borrero también comentó sus recorridos en 55 hospitales y dijo que se basa en tres pilas: salud, salubridad y vida saludable.

“Con eso vamos a cambiar el tejido social, que es la parte más importante de la población, porque vamos a atender con este cambio a la gente marginada, que durante catorce años o más le han engañado. En Ecuador los pacientes se mueren en las pailas de las camionetas, porque la estructura automotor de las ambulancias solo sirve para madrigueras de ratas, de destrucción de los insumos; porque las ambulancias están abandonadas en los patios de la mayoría de hospitales”, expresó.

Guillermo Lasso delinea lo que serán sus cuatro años de mandato en los primeros 173 decretos ejecutivos

Luego fue el turno de Patricio Donoso, ministro de Trabajo, quien lamentó que seis millones de ecuatorianos no tengan empleo. Por esta situación se planteó la Ley de Oportunidades Laborales.

Publicidad

Explicó que esta normativa es diferente al Código de Trabajo actual. En la nueva ley se buscará que los emprendedores “pierdan el miedo” a contratar y reinvertir capital.

Además, señaló que se prevé incorporar la economía violeta a través de incentivos tributarios a quienes contraten mujeres.

Donoso mencionó que la inversión extranjera y nacional permitirá más fuentes de empleo, que van de la mano con firmas de acuerdos comerciales, sobre todo con Estados Unidos, y que el Ecuador genere seguridad jurídica.

Proyectos Mi Primer Empleo y Empleo Joven llegan a su fin; Gobierno trabaja en nueva propuesta

También hay el objetivo de potenciar el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). “Será el primer camino para salvar al IESS, para que haya más aportantes”, apuntó.

El titular de la cartera de Estado detalló que la jornada laboral planteada en el nuevo proyecto de ley es de 40 horas a la semana repartidas de acuerdo a la línea de negocio y no solo de lunes a viernes.

El retorno progresivo al trabajo presencial es otro de los asuntos tratados durante los cien días. Dijo que hasta ahora no hay ninguna “queja” por el sector privado y pocas inquietudes del sector público.

Más gente se contagia en las farras de fin de semana que en el trabajo presencial”, aseveró.

En tanto, el ministro de Finanzas, Simón Cueva, aseguró que el fin es lograr un desarrollo económico sostenido. “Es la única forma de crear empleo de calidad”, indicó.

Cueva se mostró entusiasmado al mencionar que se están avanzando acuerdos comerciales con México, Estados Unidos y China.

“Hay planes con la banca pública que son para ayudar a reactivar a la pequeña empresa, que son los que más han sufrido en la pandemia. Se lo hace a través de la CFN (Corporación Financiera Nacional) y una banca de segundo piso con sistemas de cooperativas. En ambos casos la idea es tener créditos de mediano plazo que faciliten un enfoque a sectores de pequeños y medianas empresas, de género y juventud, incluidos emprendimientos verdes”, explicó.

Cueva habló del fortalecimiento de la Ley Orgánica de Empresas Públicas para que sean más eficientes y cumplan normas de gobernanza. (I)