Los alegatos finales por escrito del caso EL UNIVERSO fueron enviados el viernes pasado a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), instancia que analiza si se cometieron una serie de violaciones a los derechos humanos derivadas del proceso penal que impulsó expresidente Rafael Correa en contra del periodista Emilio Palacio y de los directivos de este Diario, Carlos, César y Nicolás Pérez.

Publicidad

El caso EL UNIVERSO fue llevado a la Corte luego que se agotaron las instancias locales, por el fallo emitido el 20 de julio de 2011, hace diez años. Este condenó a tres años de cárcel y el pago de una multa de $ 40 millones a los directivos de este matutito, que fueron demandados por el expresidente Rafael Correa. Precisamente, este martes se cumple una década de esa sentencia.

El mandatario de ese momento planteó un proceso judicial por injurias por una columna en la que Palacio lo llamó “dictador” y advirtió que podría ser juzgado por crímenes de lesa humanidad, por la revuelta policial el 30 de septiembre de 2010.

En junio pasado, los jueces de la Corte IDH realizaron dos días de audiencia telemática para recibir los alegatos del exjefe de opinión, los directivos de este medio y de los abogados de la Procuraduría del Estado.

Hernán Pérez, abogado de EL UNIVERSO, explicó que una vez que entregaron los alegatos por escrito se espera que haya una decisión de la Corte IDH, que tiene sede en Costa Rica.

Durante las audiencias que se realizaron en junio, César Pérez, directivo de EL UNIVERSO, dijo que no tuvieron jueces imparciales en el proceso que se realizó en la justicia ecuatoriana, y que Correa se estaba llevando el patrimonio familiar con una sentencia corrupta.

El Estado admite parcialmente su responsabilidad por violación de libertad de expresión e irregularidades en el proceso penal contra EL UNIVERSO

Juan Paredes fue el juez de primera instancia que emitió la sentencia, que meses después, y ante la presencia de Correa, fue ratificada por dos de tres jueces.

'Condenados' fue la portada del diario EL UNIVERSO del 21 de julio del 2011, luego de recibir fallo de juez Juan Paredes.

El juez Paredes, quien luego del juicio obtuvo un puesto definitivo en la Corte de Guayas, fue demandado por la defensa del Diario al conocerse que la sentencia se originó en un archivo pirata, ajeno al sistema judicial, que fue ingresada a través de un pendrive. Sin embargo, el fiscal del caso, Antonio Gagliardo, archivó la causa.

En la audiencia de la Corte IDH, el Estado admitió parcialmente su responsabilidad por violación de libertad de expresión e irregularidades en el proceso, pero no reconoció haber atentado contra el derecho al trabajo de cientos de empleados de este medio ni contra la propiedad privada de sus ejecutivos, como alegó la defensa de los querellantes.

Tampoco aceptó que vulneró el derecho a la circulación y libre movilidad de Palacio, cuya representante señaló que su exilio en Miami es atribuido al Estado, algo que niegan los abogados del país.

Publicidad

El Estado pidió a la Corte IDH que, para efectos de cuantificar una reparación a las víctimas, solo se tenga en cuenta el periodo que duró el proceso.

Corte Interamericana alista veredicto por acciones judiciales en el caso de Correa contra EL UNIVERSO

El caso de EL UNIVERSO es uno de los 10 procesos que se tratan actualmente en la Corte IDH en contra del Estado ecuatoriano. Y es uno de los relacionados a la prensa y las libertades que tuvo repercusiones a nivel internacional.

Conocida la sentencia en el 2011, el Instituto Internacional de Prensa calificó el fallo de desproporcionado con respecto al ‘delito’ supuestamente cometido; la Asociación Internacional de Radiodifusión la consideró como una señal “de la precaria situación” que vivían los medios y “Reporteros Sin Fronteras sostuvo que la decisión era “inoportuna” y la situaba en un contexto de “acoso judicial”. (I)