Al empezar el 2022 y de manera indefinida, la Confederación de Nacionalidades del Ecuador (Conaie) retomará las medidas de hecho en contra de las políticas del gobierno de Guillermo Lasso.

Este sábado 27 de noviembre, las estructuras organizativas de la Conaie instalaron un consejo ampliado para analizar la respuesta -que no llegó- del presidente Lasso a su pedido de reducir los precios de los combustibles a $1,50 el diésel y $2,10 la gasolina extra.

Tres de las seis demandas planteadas por grupos sociales fueron acogidas por el Gobierno

El cónclave se convocó para las 09:00 en la comunidad de Unión Base en Puyo (Pastaza). Ahí acudieron dirigentes de las diferentes filiales de la organización social, entre ellas, de la Ecuarunari (filial de la Sierra) y la Confeniae (Amazonía). La delegación de la Conaice (Costa) anticipó que no asistiría porque habían previsto la realización de su asamblea regional en la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas.

Luego de casi ocho horas de debates internos, el presidente de la Conaie, Leonidas Iza, anunció que no volverán más a una mesa de diálogo con el Ejecutivo, que no tenga resultados para los sectores populares.

Publicidad

La advertencia se hace luego que el pasado 10 de noviembre la Conaie, el Frente Popular, la Feine, la Fenocin sostuvieron un encuentro en el Palacio de Gobierno con el jefe de Estado, en el que plantearon seis demandas; entre ellas, la reducción de los costos de los combustibles del que hasta el momento no tienen respuesta.

Esperarán este pronunciamiento gubernamental hasta el próximo miércoles 1 de diciembre, fecha en la cual el subsecretario de Gobierno, Juan Manuel Fuertes, anunció que en la víspera se daría una respuesta a estos sectores.

No obstante, la resolución tomada por el colectivo indígena en esta convención nacional fue iniciar medidas de hecho indefinidas que arrancarán en enero, cuya fecha está por definirse.

Grupos sociales definirán en asambleas internas la posición que tendrán frente al Gobierno

“Hasta el día de hoy no hemos tenido ninguna respuesta frente al diálogo. La Conaie, frente a esa falta de respuesta y por la voluntad política para establecer este proceso de diálogo, consecuentes con nuestros principios, ratificamos la propuesta hecha al Gobierno. Declaramos que al no tener una respuesta no retornaremos a ningún proceso de diálogo que no tenga resultados. Nos declaramos en asambleas territoriales para convocar a una medida de hecho, de manera indefinida desde enero del 2022″, expresó Iza en una declaración pública.

El movimiento también resolvió rechazar el uso excesivo de la fuerza que aplicó la fuerza pública durante las movilizaciones de octubre pasado, y cuestionaron a la Asamblea Nacional porque la reforma tributaria, propuesta por el Ejecutivo, no fue negada y archivada en la sesión del pasado viernes, y al contrario entrará en vigencia por el ministerio de la ley.

El régimen anunciaría su decisión de si reduce los valores de los combustibles, el 1 de diciembre. El objetivo, según Fuertes, es dar una respuesta basada en argumentos técnicos para no ser “irresponsables” con el país.

Hasta el 25 de noviembre, colectivos sociales esperan tener una respuesta del Gobierno a sus demandas

Además de esta exigencia, la Conaie y las otras agrupaciones exigen al Gobierno que se controle la fijación de precios de los productos de primera necesidad; se declare una moratoria a las deudas adquiridas con el sistema financiero que estarían afectando a sectores campesinos y agricultores; el respeto y garantía a los 21 derechos colectivos, entre otros pedidos. (I)