Los proyectos de negocio pueden ser presentados como trabajo de titulación en las universidades ecuatorianas y en las instituciones de educación general, según el proyecto de reformas a la Ley de Emprendimiento e Innovación que este 3 de agosto tramitó en segundo debate la Asamblea Nacional. Lo que resta es la votación.

El objetivo de este proyecto es fortalecer el emprendimiento a través de la canalización de las ideas de los jóvenes recién graduados de las universidades y colegios, para crear nuevos emprendimientos que con el tiempo y un correcto acompañamiento se conviertan en industrias y empresas que generan empleo, comercio y bienestar.

Según lo discutido en el pleno, las instituciones de educación general y de educación superior establecerán como alternativa a los trabajos de titulación para determinadas carreras, la presentación de planes de negocios o proyectos de emprendimiento, los cuales deberán ser aprobados como requisito para el otorgamiento del respectivo título.

La preparación y titulación relacionadas con los planes de negocios y proyectos de emprendimiento responderán a los estándares mínimos establecidos por la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología e Innovación (Senescyt), en el marco del impulso al ecosistema de emprendimiento e innovación.

Publicidad

Emprendimiento se enseña en casi todas las carreras universitarias y estudiantes ya idean o aplican su negocio en Ecuador

Los proyectos de negocios deberán ser calificados con rigurosidad por los docentes de cada universidad. De entre todos los planes de emprendimiento los mejores serán seleccionados para formar parte de la Bolsa de Emprendimiento que será regulada por un Comité de Calificación y Acompañamiento, que estará integrado por representantes del sector público y privado. Los proyectos de negocios podrán elaborarse por estudiantes de una o más carreras de una misma institución educativa.

Este proyecto fue presentado por el exlegislador Luis Pachala (CREO), quien comentó que la idea es tener una ley que permita a los estudiantes del bachillerato y de las universidades presentar proyectos de emprendimientos y con ello graduarse, lo cual sería una puerta fundamental para la generación de empleo. Será una ley pragmática capaz que el Estado acompañe a través de acciones concretas a los jóvenes.

Que es necesario que el emprendedor se sienta protegido y apoyado por el Estado, que tenga facilidades de crédito, menos obstáculos para la tramitología, los procesos deben estar digitalizados y, sobre todo, debe tener facilidades para capitalizar su emprendimiento, anotó Pachala.

El presidente de la Comisión de Desarrollo Económico, Daniel Noboa (Ecuatoriano Unido), explicó el alcance del proyecto y dijo que la Senescyt creará la Bolsa de Emprendimiento, que consiste en una plataforma que integra los proyectos de emprendimientos o planes de negocios que fueron presentados por los profesionales como trabajos de titulación en las instituciones de educación general y superior.

Que la Bolsa de Emprendimiento comprende dos fases que estarán a cargo del mencionado Comité: La primera, es la calificación de proyectos con potencial de mercado, así como la evaluación del perfil de los emprendedores recién graduados. Las instituciones de educación superior promoverán el registro de estos proyectos de innovación con los estándares establecidos.

La segunda fase consiste en el acompañamiento de los proyectos de emprendimiento aprobados, mediante estudios de mercado, desarrollo de modelos de negocio, gestión de propiedad intelectual, redes de contacto, portafolio de inversionistas y financistas, con el objeto de que puedan insertarse con una proyección sostenible en el mercado.

Publicidad

La asambleísta Shyrabel Loor (IND) destacó que por la crisis económica alrededor de 410.000 empleos formales se perdieron y más de un millón de ecuatorianos están desempleados; por lo tanto, hablar de emprendimiento es hablar de desarrollo, de oportunidades, de bienestar y empleo. El emprendimiento en estas circunstancias constituye un medio de sobrevivencia ante la escasez de oportunidades laborales, insistió.

Loor destacó que es acertada la creación de una Bolsa de Emprendimiento que estaría a cargo del ministerio rector de la producción, que permitirá el acompañamiento y promoción de los proyectos de negocios que fueron presentados como trabajos de titulación de los estudiantes de la educación general y de educación superior, para que posteriormente puedan insertarse como negocios en el mercado.

El proyecto incluye disposiciones generales en que se propone que sean las entidades de educación general y superior las que establezcan las condiciones generales y particulares para que los estudiantes accedan a proyectos de innovación o planes de negocio como trabajos de titulación; y, que los recursos para que estos objetivos se cumplan sean financiados dentro de sus presupuestos correspondientes.

Se incorpora una disposición general para que se puedan emitir políticas públicas para el incentivo de emprendimientos y el consumo de sus productos a nivel local. Finalmente, en la disposición transitoria única se ha determinado que en el plazo de seis meses la Autoridad Educativa Nacional podrá incorporar asignaturas sobre emprendimiento e innovación en las mallas curriculares.

El proyecto, por pedido del legislador Daniel Noboa, regresará a la Comisión de Desarrollo Económico para recoger las observaciones planteadas y presentar al pleno el texto definitivo para su votación. (I)