Para exigir al presidente de la República, Guillermo Lasso, que pague la deuda que el Estado mantiene con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), miembros del Frente Popular realizaron plantones de protesta en varias provincias.

En Guayaquil, delegados del colectivo social del Frente Popular se concentraron en los exteriores de uno de los centros médicos del IESS, exigiendo que se pague la deuda por $ 24 millones, que se provea de medicinas a los hospitales y que se cumpla con la asignación presupuestaria para la salud y educación.

Estos plantones se habrían replicado en Manabí, Guayas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos, Esmeraldas, Sucumbíos, Cotopaxi, Chimborazo, Cañar y Carchi, según informaron dirigentes del colectivo social.

Frente Popular ratificó movilización para el 19 de enero y anunció otras marchas, para el 12, en defensa del IESS

Esto se da antes de la convocatoria a una movilización nacional prevista para el próximo 19 de enero, organizada por el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), en el que se demandará al régimen que se debata su propuesta de Código del Trabajo, que se mejoren las condiciones laborales de los trabajadores, entre otros, y que se revisen los precios de la gasolina y el diésel.

Publicidad

Sin embargo, los líderes de los gremios sindicales que agrupa el FUT mantuvieron una reunión virtual el pasado martes, en la que se evaluó mantener el llamado.

El motivo: el aumento de contagios de coronavirus que enfrenta el país por la propagación de la variante ómicron. Hasta el momento, no se ha tomado una resolución definitiva, por lo que la realización de la marcha está en firme.

Otras organizaciones se están sumando a esta protesta. El activista político Yaku Pérez Guartambel, que encabeza la construcción del movimiento político Somos Agua, dijo que apoyará al FUT porque el “modelo neoliberal de Lasso es atentatorio” a los intereses de la población.

Rechazó que el régimen esté planificando la privatización de empresas públicas. “Por todos esos temas estamos en alerta y no queremos mayor endeudamiento. Esta movilización debe ser pacífica, no vamos a ir como procesión, pero sí con absoluta irreverencia”, opinó en declaraciones a periodistas.

Publicidad

Sindicalismo evalúa si mantener la convocatoria a su movilización en contra del Gobierno por el aumento de contagios de coronavirus

Por su parte, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) aún no ha definido si participará en ella.

Aunque, en un comunicado divulgado el martes, se informó que luego de un análisis y debate interno se concluyó que el presidente de la República no ha cumplido con los seis temas planteados en los diálogos de octubre y noviembre pasados, entre los que está la reducción de los costos de la gasolina extra y el diésel.

“El gobierno de Guillermo Lasso no ha dado ninguna respuesta, prefiriendo el ataque, la amenaza, el insulto y el odio en contra del movimiento indígena, las organizaciones sociales y sus líderes”, señaló la comunicación.

Resolvieron actualizar sus demandas “alertando” sobre las acciones para privatizar los sectores estratégicos como el Banco del Pacífico, las telecomunicaciones y el sector eléctrico. (I)