La Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos presentó un pedido de medidas cautelares en contra del Estado ecuatoriano para evitar el avance de la construcción de carreteras y el ingreso de plataformas petroleras dentro de la franja de amortiguamiento en el bloque 43 del Yasuní ITT.

Vivian Mora, representante de esta organización que agrupa a quince colectivos, acudió este 23 de septiembre hasta el Complejo Judicial Norte en Quito para ingresar esta acción de medidas cautelares y evitar que se vulneren los derechos de la naturaleza y de los pueblos en aislamiento voluntario.

Guillermo Lasso se comprometió a apoyar la consulta popular por el Yasuní

Silvia Bonilla, abogada de la Alianza, explicó que el recurso tiene como objetivo que se ordene el cese de la construcción de la carretera para ingresar al Yasuní ITT por ser “inminente el ingreso a la zona de amortiguamiento”.

Se alertó de que los trabajadores están ingresando con maquinaria a la zona de amortiguamiento, pues se han “movido arbitrariamente” los límites para construir la carretera, así como la implementación de instalaciones petroleras.

Estas medidas cautelares están dirigidas al Gobierno nacional, al Ministerio del Ambiente y a la Secretaría de Derechos Humanos y buscan que se disponga un seguimiento a las acciones que estarían “amenazando” la vida de las poblaciones y de la naturaleza.

Denunciaron que la construcción de la carretera dentro del bloque, al “ritmo que está avanzando”, en los próximos nueve días se estará ingresando a la zona de amortiguamiento.

‘La explotación petrolera del subsuelo del Yasuní es un escollo para la protección total de su biodiversidad en la superficie’, dice WCS

En el 2019, según la información de la organización ambientalista, los pozos Ishpingo A e Ishpingo B estaban fuera de la zona intangible.

Pero en el 2020 esto habría cambiado y hay un pozo exploratorio y tres plataformas en la zona de amortiguamiento e incluso un pozo exploratorio en la zona intangible. (I)