CUENCA

De a poco los precandidatos a la Alcaldía de Cuenca y Prefectura del Azuay empezaron a aparecer a pesar de que solo uno de los 36 grupos políticos inscritos en la provincia en el Consejo Nacional Electoral (CNE) ha cumplido con el requisito de las elecciones primarias. En tanto, algunas alianzas ya se han formalizado y otros tantos directivos han sido destituidos.

El primero en hacer pública su aspiración de ser alcalde de Cuenca y de haber recibido el apoyo de un grupo político fue Mario Castro, un policía retirado que lideró a la fuerza pública durante el paro de octubre del 2019 y meses antes de salir de la institución fue investigado por la Fiscalía de Azuay por un supuesto caso de concusión.

Publicidad

Lo auspicia Contigo, movimiento provincial cuyo coordinador es Cristian Cobos, quien se ha desempeñado en varios cargos públicos como Coordinador Zonal en los ministerios de Turismo y Defensa en el gobierno de Rafael Correa, mientras que con Lenín Moreno se desempeñó en el mismo cargo, pero en el Ministerio de Educación. Sus primarias se cumplirán el próximo 4 de agosto.

Una alianza provincial entre el partido Izquierda Democrática y Pachakutik (PK) derivó en la nominación del actual concejal de Cuenca Cristian Zamora como precandidato a la Alcaldía y Dora Ordóñez a la Prefectura, según informó el coordinador zonal de PK, Mario Fárez.

Fárez no está de acuerdo con estos nombres, pues habría preferido salir con candidatos propios, pero agrega que respetará el resultado de las primarias a realizarse este 30 de julio.

Publicidad

Zamora ganó una curul de concejal auspiciado por el Movimiento Igualdad (liderado por Marcelo Cabrera) y repitió cobijado por Juntos Podemos y Participa Democracia Radical (dirigido por Paúl Carrasco).

Mientras que Dora Ordóñez fue concejala de Cuenca en la administración municipal de Marcelo Cabrera, y renunció para ir por la reelección, pero no la alcanzó. Luego fue designada como subsecretaria Anticorrupción del gobierno de Lenín Moreno y luego asumió la Secretaría de forma provisional.

Publicidad

Otro que se ha pronunciado, aunque sin certezas de a qué cargo aspira o con qué movimiento político participará, es Luca Pallanca, un ciudadano ítalo-ecuatoriano que desde hace algo más de ocho años se dedica a hacer labor social y es dueño de una pizzería en el centro de Cuenca.

Por su lado, el actual alcalde, Pedro Palacios, está dilatando su decisión bajo el argumento de que le falta definir el tema con su familia, pero sea cual sea se hará pública la siguiente semana.

Otro problema interno que se reveló en las últimas horas se dio con la directiva provincial del Partido Socialista Ecuatoriano. Hasta la semana pasada su titular era Eduardo Ruilova, pero por una decisión a nivel nacional fue cesado por una decisión de Gustavo Vallejo, la que calificó como “dictatorial y centralista”. Contó que estaban cerca de firmar con el movimiento Renace (de Jefferson Pérez) y Somos Agua (Yaku Pérez).

Desde su punto de vista lo que se pretende con estas decisiones es “introducir de nuevo el correísmo”, siendo una muestra de aquello que el candidato de las listas 17 para la Alcaldía de Cuenca será Carlos Orellana, exconcejal del extinto movimiento Alianza PAIS que luego pasó a la Dirección Provincial del Seguro Social en marzo del 2019 y luego director del Seguro Social Campesino.

Publicidad

Los que faltan por definir totalmente son los siguientes partidos y movimientos: Igualdad (Marcelo Cabrera), RETO (Paúl Carrasco), Revolución Ciudadana, CREO, Unidad Popular, Renace (Jefferson Pérez), Avanza, y otros.

El director encargado de la Delegación provincial del CNE, Teodoro Maldonado, explicó que en las elecciones seccionales del 2019 se presentaron 14 candidatos a la Alcaldía de Cuenca y 12 para la Prefectura del Azuay, con este antecedente proyectan que en el 2023 habrá un número similar.

Por ahora la única agrupación que ha cumplido con el requisito de las primarias es el movimiento Alianza Ponceña Progresista que tiene su base política en el cantón azuayo Camilo Ponce Enríquez. (I)