Publicidad

Ángel Torres, juez del Tribunal Contencioso Electoral: La insinuación del maletín es perversa. No es justo que por meras intuiciones, por simples conjeturas, la gente llegue a la conclusión de que hubo dinero de por medio

El juez anuncia que se excusará de conocer el recurso legal que planteó PK en contra del CNE, aunque aún no determina sobre qué causal lo hará.

QUITO (05-03-2021).- Angel Torres, juez del Tribunal Contencioso Electoral (TCE), durante una entrevista con El Universo, en su despacho, en el TCE. Alfredo Cárdenas/ EL UNIVERSO. Foto: El Universo

El juez del Tribunal Contencioso Electoral (TCE), Ángel Torres Maldonado, aseguró que no existe ningún hecho irregular alrededor de un “encuentro casual” que tuvo con el candidato presidencial de Pachakutik (PK), Yaku Pérez Guartambel, el pasado martes, en el departamento del exsecretario del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio, Darwin Seraquive. No ahondó en detalles de cómo se encontraron, pero afirmó que no está asesorándolo en un recurso subjetivo contencioso que presentó Pérez en contra de los resultados numéricos del binomio presidencial. Recalca que su integridad jurisdiccional no está comprometida, y que no va a renunciar, porque aún mantiene ‘la objetividad’. Se refirió a sus actuaciones con el movimiento Justicia Social y su postura frente a las actuaciones del Consejo Nacional Electoral (CNE).

¿Cómo tomó esta noticia de La Posta? ¿Se esperaba que alguien lo estuviera siguiendo?

La verdad que no. Imposible asumir que se den este tipo de cuestiones. No fue una reunión previamente acordada, pactada, no es que nos pusimos de acuerdo para encontrarnos, se dio en circunstancias no previstas. Podrían algunos asumir que el momento que llegó tenía que retirarme, el problema es que no soy tan maleducado. Habría tenido el deber de hacerlo, si es que fuese el juez sustanciador de la causa. Como se produjo este encuentro no acordado, presentaré la excusa. Lo haré una vez que el juez de sustanciación considere admitirla. O si es que considera que no cumplen los requisitos y haya que archivar o inadmitir el recurso, y nos haga conocer el proyecto de decisión, dado que no puedo, no debo intervenir, más allá de que en mi conciencia no tengo ningún tipo de comprometimiento. No siento haber perdido la objetividad en el caso; sin embargo, para tranquilidad del país, para el bien de la institución lo mejor es apartarme del conocimiento de la causa.

¿Cuál será el argumento legal para excusarse? Porque el pleno debe aprobarla.

Publicidad

Como es de conocimiento nacional y no tengo por qué negar que hubo este encuentro, y para no incurrir en la prohibición de mantener reuniones con las partes procesales, porque insisto, mientras no sea juez de la causa no es que exista un nexo causal, tampoco significa que pueda reunirme y después excusarme. Es que no hubo un acuerdo previo, pero al haberse producido, lo responsable y sensato es apartarme del conocimiento de la causa.

¿Pero cuál es el argumento legal por el que se va a excusar? Porque es un juez competente que podría conocerla en cualquier momento.

Si hubiese aceptado reunirme y conversar con Pérez, habría incurrido en la prohibición reglamentaria. Si se produce este encuentro no previsto, la solución es en efecto, la excusa… Me toca revisar, no tengo en mi memoria este momento (la causal), el artículo 52 del reglamento establece las causales por las que los jueces nos podemos excusar. Pero, como es de dominio público y aun si no hubiese sido de dominio público, el solo hecho de que se produjo este encuentro me obliga a apartarme.

Si el encuentro no se hubiera producido, no estaría en el ojo público.

Exacto, pero una vez que se produjo, lo sensato es que me aparte de esta causa.

Esto surgió por una llamada de Darwin Seraquive para verse en su departamento. ¿Puede como juez asesorar externamente en otros casos? ¿Cuál es su relación con él?

Publicidad

No tengo una larga amistad con Seraquive. Lo conozco desde cuando desempeñó las funciones del CPCCS Transitorio; y, se ha intentado decir que me ayudaron para ser juez, pero fui el más puntuado. Mis méritos están a la vista y fueron calificados. Conozco un poco de derecho constitucional, no es el primero que consulta mi punto de vista. No existe nada indebido. He participado, he sido invitado a participar en conferencias en universidades, he escrito artículos y publicado en revistas internacionales siendo juez del TCE, sin que por ello se ponga en entredicho mi condición de juez.

Es tan casual el encuentro que se da en la casa de Seraquive, y justo llega Yaku Pérez. ¿A qué iba él?

No sé, tampoco averigüé. Cuando uno obra de buena fe, estoy seguro de que tampoco Seraquive hubiese generado este encuentro. Entiendo que Pérez tenía previsto reunirse más tarde, por alguna razón de su agenda, habrá adelantado, no lo sé. Pero tampoco quiero imaginarme. No suelo ser pecaminoso.

¿En qué piso se encontraron o fue en una sala de estar?

Si digo que fue en el piso cuarto, quinto, sexto, podría equivocarme, errar. No tengo en mi memoria exactamente en qué piso nos reunimos. Pero fue en una sala de estar.

Se ha dicho que usted salió, luego Pérez, y que había un maletín. Dice que no es dinero, Pérez dice que eran actas de escrutinio. ¿Lo estaba asesorando en su recurso que estaba mal presentado y que el juez Fernando Muñoz le mandó a completar?

La insinuación del maletín es perversa. No es justo que por meras intuiciones, por simples conjeturas, la gente llegue a la conclusión de que hubo dinero de por medio. Por insinuaciones perversas pedí a la Contraloría que revise mi patrimonio, y como Dios es grande, llegó el informe de la auditoría y la conclusión es que los movimientos económicos son razonables y no hay un incremento patrimonial. A mí me pueden investigar debajo de las piedras, jamás van a encontrar algo indebido. Yo prefiero dar siempre la cara, y aclarar las cosas. No hubo ningún tipo de asesoramiento, Pérez no hizo ninguna afirmación, planteamiento, pedido, que afecte mi condición de juez electoral. Él pidió que el Tribunal obre con apego al ordenamiento jurídico, que espera la transparencia. No riñe con preceptos normativos ni cánones morales. Si hubiese esperado algún tipo de opinión, pues seguro habría evitado cualquier pronunciamiento y habría pedido excusarme porque estoy prohibido de dar opinión.

¿Y por qué se reunieron en la casa de Seraquive, por qué no en su despacho o una cafetería?

Seguramente las personas que se preparan para hacer algo no debido tomarán todas las precauciones que pudieran poner en evidencia que eso indebido se va a realizar. ¿Puedo ir a una reunión secreta con el carro de la institución, con el policía que me acompaña con mi seguridad? ¿Alguien sensatamente puede considerar que soy tan iluso para ir a una reunión secreta en esas condiciones? Cuando se obra de buena fe, cuando está consciente de que no hace nada indebido, no tiene por qué tomar ninguna precaución.

Dice que no haría nada que comprometa su condición de juez. Pero este encuentro lo comprometió a usted y comprometió el discurso de fraude de Pérez, porque esto riñe con la ética de un juez y de una persona que dice que le hicieron fraude.

¿Por qué?... Y entonces, ¿por qué ustedes no han averiguado de la reunión que tuvieron los consejeros del CNE en Guayaquil con líderes políticos? A diferencia de quienes sí han guardado silencio sepulcral, yo prefiero dar la cara para dejar aclarado que no hubo nada que resulte ser pecaminoso, indebido, toda vez que este encuentro no pactado, no acordado, se produjo. Mi deber es excusarme y no he visto, no conozco la causa.

¿Las críticas alrededor de esto lo han hecho pensar en renunciar?

¿Por qué? ¿Por qué tendría que renunciar? En modo alguno está comprometida mi integridad, mi ética, mi moral, ni jurisdiccional… Por otras razones podría renunciar, y lo digo con franqueza. Si no fuera por razones económicas, renunciaría, pero no por esto. Sí, tengo decepciones de algunas decisiones institucionales por las que podría renunciar.

¿Excusarse es reconocer que estuvo mal este encuentro?

No, no, no. Es para evitar que se produzcan tergiversaciones, para que asuman que en mi caso no debería hacerlo. Y porque claramente hay una disposición reglamentaria que aunque no hubo planteamiento ni conversatorio sobre temas reñidos con los textos normativos, prefiero apartarme. Y eso no implica que exista algún reconocimiento de que incurrí en algo indebido. Fueron las circunstancias las que hicieron que al tener este encuentro me obligan a apartarme.

¿Esto lo está golpeando?

Cuando uno tiene tranquilidad de conciencia. La gente puede tener dudas, unos de mala fe y otros de buena fe. El único que sabe a conciencia, el único que conoce, en este caso soy yo, y también Pérez y Seraquive, con quienes coincidimos. Y mientras tenga tranquilidad de conciencia no tengo una razón para pensar en dar un paso al costado.

¿Incluso el TCE lo dejó solo?

No sé cuál sea la postura de los colegas jueces, ni me han llamado, ni tengo por qué llamarlos. Probablemente lo responsable habría sido que antes de que el presidente (Arturo Cabrera) emita el comunicado, consulte mi opinión. No tengo ninguna llamada, ningún pedido de reunión que me haya formulado de manera directa. No hubo ningún pedido de conversar, es más en el chat después de que esto salió puso algo del tema, yo le señalé que en la primera reunión que exista daré las explicaciones correspondientes.

Ha sido un juez bastante crítico con las actuaciones del CNE. Y también lo vinculan con el movimiento Justicia Social.

He sido crítico con las actuaciones del CNE en los procesos que me corresponde conocer y decidir. En el caso de Justicia Social, al igual que en otras organizaciones políticas, no se observaron las garantías del debido proceso y el del derecho a la defensa. Si el CNE no obró adecuadamente y al haberse evidenciado que hubo una vulneración de derechos, el Tribunal tenía la obligación de garantizar medidas de reparación. Este tema llegó a la CIDH y a la ONU, y el Comité de Derechos Humanos de la ONU dictó medidas provisionales y demandó del Ecuador que se cumpla la sentencia dictada por el Tribunal. ¿Estuvo tan mal esa sentencia que un organismo internacional independiente se haya pronunciado y haya demandado que se cumpla con la sentencia? O lo contrario, encontraron que lo que se decidió era lo correcto.

A raíz de Justicia Social, se ha cuestionado la independencia del TCE. Mandan el expediente a la Fiscalía acusando al CNE de incumplir una sentencia y luego el juez Joaquín Viteri dice en un fallo que el CNE no incurrió en un incumplimiento de sentencia. Se dan un tiro al pie.

Los jueces somos responsables de lo que decidimos. ¿Quiénes fueron los candidatos a la Presidencia, asambleístas nacionales, parlamentarios andinos? ¿Me pueden dar algún nombre? ¿Se cumplió o no la sentencia? No se cumplió. Cuando nos conviene hablamos de la protección de derechos, pero cuando no nos conviene, apoyamos a que se vulneren los derechos. Hay que esperar un tiempo a ver qué dicen los organismos de derechos internacionales y veremos si fue este Tribunal, si fui yo, o quiénes fueron los que vulneraron los derechos de participación.

¿Y desde los representantes de partidos políticos lo han llamado a presionarle?

Los representantes de partidos, no. Ningún dirigente nacional me ha llamado para presionarme de modo alguno. No diré más, salvo que sea necesario en algún momento. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Lo último

Publicidad