NOTICIAS

Publicidad

Al momento, CNE ha acreditado a 17 observadores electorales residentes en el exterior para la repetición de los comicios del 15 de octubre

Algunos de los países en los que ya están acreditados los observadores son España, Estados Unidos, Italia, Reino Unido y Chile.

Las misiones de observación nacional e internacional para las elecciones presidenciales y legislativas del domingo 20 de agosto superaron las 2 000 personas. Cortesía CNE

Publicidad

Actualizado el 

El Consejo Nacional Electoral (CNE) ha acreditado, hasta el momento, a 17 observadores electorales residentes en el exterior en países como España, Estados Unidos, Italia, Reino Unido y Chile.

Gabriela Ortiz, directora de Relaciones Internacionales y Observación Electoral del CNE, señala que estas personas colaborarán en el proceso electoral del exterior, que será presencial, debido a la repetición de los comicios por los problemas que presentó el voto telemático el pasado 20 de agosto.

El plazo de recepción de solicitudes empezó el 1 de septiembre y de acuerdo con la funcionaria, tentativamente el límite será hasta el 2 de octubre. Hasta ahora, las solicitudes que han recibido son de personas naturales y asociaciones de migrantes.

Publicidad

“Esta invitación ha estado abierta, todo este tiempo, desde la primera vuelta hasta el momento. La vamos a tener abierta hasta el 2 de octubre como una fecha límite para recibir la información de los ecuatorianos residentes en el exterior para una vez que revisemos que cumplan todos los requisitos las personas que hicieron la solicitud puedan efectivamente ser invitadas a participar. Estamos en ese proceso este momento, se ha pensado más o menos tenerlo abierto hasta el 2 de octubre, tomando en cuenta que tenemos que pasar, de ley, por el procedimiento de revisar que cumplan con los requisitos previstos en la normativo”, explica.

Ortiz indica que desde la fecha en la que abrieron la convocatoria para las solicitudes, hasta ahora, en el primer periodo recibieron 11 solicitudes, de las cuales 4 fueron aprobadas; y en el segundo, con fecha de corte del 29 de septiembre, han recibido 87 solicitudes, de las cuales 13 ya fueron acreditadas. Agrega que hay otras 74 solicitudes que están en revisión.

La funcionaria menciona que el proceso para acreditar a los observadores comenzó en la primera vuelta electoral. El periodo de inscripción fue del 5 hasta el 9 de junio, a nivel nacional.

Publicidad

En esa convocatoria se calificaron 295 observadores nacionales, pero en esa ocasión el CNE también invitó a universidades, organizaciones de la sociedad civil, personas jurídicas y algunas personas naturales que son expertas electorales para que puedan calificarse como observadores. En total registraron 2.045 observadores acreditados para la primera vuelta.

Todos ellos, de acuerdo con la directora, indicaron que se mantendrán como observadores electorales en la segunda vuelta. A nivel nacional, cubrirán 22 provincias, incluido las islas Galápagos.

Publicidad

De entrada, tanto para los observadores nacionales como internacionales, según el Reglamento de Observación Electoral del CNE, en el artículo 3, al momento de la acreditación, deberán dejar por sentado el compromiso de actuar con objetividad, imparcialidad, transparencia, neutralidad, no intervención en los asuntos internos del país, ajenos a la materia del reglamento y respeto por la legislación interna. Para ello deben suscribir una carta compromiso.

En la misma normativa, en el artículo 8, establece los requisitos y documentos necesarios para la acreditación de las personas naturales en el exterior son:

  1. Haber residido legalmente al menos cinco años anteriores a la fecha de solicitud de acreditación, conforme lo dispuesto en el artículo 63 de la Constitución de la República del Ecuador.
  2. Ser mayor de 18 años a la fecha de su inscripción.
  3. Copia legible de la cédula de identidad o pasaporte.
  4. Dos fotografías a color actualizadas.
  5. Formulario de solicitud de acreditación descargado de la página web institucional.
  6. No ser afiliado o adherente permanente de una organización política en el caso de elección de dignatarios y procesos de revocatoria de mandato.
  7. No estar acreditado para el proceso electoral como sujeto político o delegado por cualquier organización política, social o alianza.
  8. No ser servidor de la Función Electoral.
  9. Estar habilitado como observador electoral.

Objetivos de la observación internacional

Según la misma normativa, los observadores tiene como principales objetivos los siguientes:

  1. Observar el proceso de votación, conteo y consolidación de los resultados, en sus distintas etapas de los procesos de elección de dignatarios, mecanismos de democracia directa que sean de carácter nacional o local.
  2. Promover el intercambio y generación de experiencias y conocimientos en materia electoral, a fin de formular recomendaciones de carácter técnico, las que permitirán al organismo fortalecer sus proceso de gestión durante la organización de procesos electorales.

Los observadores electorales nacionales, según la directora, reciben una capacitación impartida por expertos de la Unión Europea que les enseñan cómo se puede ejecutar de mejor manera la observación electoral y el porqué la observación tiene que ser técnica y no política. Además, ellos diseñan un plan para ejecutar la observación en diferentes secciones.

Publicidad

“La observación tiene que ser técnica y no política, porque ahí nos diferenciamos de los delegados de las organizaciones políticas, ellos tienen otros derechos y tienen otra lógica totalmente diferente, pero los observadores electorales son netamente técnicos. Entonces, son personas que primero conocen la ley y el funcionamiento de los reglamentos, también conocen nuestros sistemas y nuestros procesos. Ya conociendo estos procesos, la normativa legal y reglamentaria y los sistemas, que es bastante complejo, los observadores diseñan un plan para poder realizar el ejercicio en la sección que a ellos les interesan, entonces ellos podrían estar desde antes, durante o después del proceso electoral”, comenta.

Agrega que los observadores, de manera obligatoria, deben entregar un informe en el que escriben sus recomendaciones o hallazgos del proceso electoral.

“Es nuestro deber observar esos informes y recibir qué es viable y qué no aplicar”, comenta.

Ortiz indica que aún no se confirma si las misiones internacionales de observación electoral estarán presentes en el exterior, pero dice que “es posible que algunas sí puedan estar”. (I)




Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad