Tonga, que vivió un devastador tsunami a mediados de enero, recuperó este martes su conexión de comunicaciones con el exterior al completar la reparación del cable submarino, que se rompió durante el desastre natural.

Una de las compañías responsable de dicha conexión confirmó que los trabajos de reparación han concluido y el país insular del Pacífico Sur recuperó la conexión a internet y se restableció la línea para llamadas internacionales.

"Ya está todo hecho, el cable nos fue entregado esta mañana justo antes del mediodía, ahora está con los ISP (proveedores de servicios de Internet)", dijo el presidente de Tonga Cable Limited, Samuiela Fonua, en declaraciones recogidas por Radio New Zealand.

La nación insular, habitada por unas 120.000 personas, quedó arrasada el 15 de enero por el embate de olas de hasta 15 metros de altura provocadas por la violenta erupción del volcán submarino Hunga Tonga Hunga Ha'apai, cuya ceniza contaminó los acuíferos.

Publicidad

El país permaneció incomunicado varios días lo que aumentó la incertidumbre tras el desastre natural, que finalmente solo se cobró tres vidas pero que afectó a más del 80 % de la población.

A principios de febrero llegó a la zona donde se rompió el cable de fibra óptica, que conecta con la vecina Fiyi, un barco con el objetivo de reparar la conexión y cuyos trabajos han tardado unos 20 días, apuntó el directivo, quien el miércoles hará una presentación al primer ministro de Tonga, Siaosi Sovaleni.

Se estima que los gastos derivados de la reparación ronden el millón de dólares, indicó Fonua.

A la doble catástrofe en Tonga, país hasta hace semanas libre de la covid-19, le siguió el primer brote con contagios locales de la pandemia vinculado a la llegada de la ayuda humanitaria, procedente en su mayoría desde Australia y Nueva Zelanda.

El Gobierno de Tonga comenzó el lunes a relajar las medidas, entre ellas el confinamiento de la población, aunque mantiene el toque de queda nocturno. (I)