Taiwán pidió adherirse al tratado de libre comercio transpacífico (CPTPP por sus siglas en inglés), indicó su gobierno este jueves, casi una semana después de que China se postulara también para unirse a este acuerdo.

Firmado por 11 países de Asia-Pacífico en 2018, entre ellos México, Chile y Perú, se trata del mayor pacto de libre comercio de la región, que representa alrededor del 13,5% de la economía mundial.

“La mayoría de países miembros (del CPTPP) son socios comerciales claves de Taiwán, que representan un 24% del comercio internacional de Taiwán”, dijo a periodistas el portavoz del gobierno Lo Ping-cheng.

“Taiwán no puede quedar aparte del mundo y debe integrarse en la economía regional”, añadió.

El movimiento de esta isla con un gobierno democrático propio, que Pekín reivindica como parte de su territorio, se produce apenas días después de la petición formal de adhesión de China.

Estas maniobras coinciden con el incremento de la tensión entre China y Australia, país miembro del CPTPP, que acaba de firmar una alianza militar con Estados Unidos y Reino Unido para rivalizar con Pekín en la región Asia-Pacífico.

El acuerdo comercial, que vincula a unos 500 millones de personas, fue inicialmente promovido por Estados Unidos para incrementar su influencia en la región y tratar de aislar a China.

El expresidente estadounidense Donald Trump se retiró de las negociaciones en 2017.

Aun así, un año después se firmó el tratado que incluye a Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Perú, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam. (I)