Shani Louk era alemana-israelí, disfrutaba la música, le gustaba viajar y vivía en Tel Aviv, Israel. La noche del viernes 6 de octubre de 2023 fue con sus amigos a un festival de música. La acompañó Orión Hernández, su novio mexicano, de acuerdo con El Periódico.

Ese no era un festival más, era uno dedicada a la paz. A esa paz que mancilló, de manera aterradora e inesperada, el Hamás, el grupo islamista de extremo origen palestino que no reconoce al Estado de Israel, recordó DW

Horror en el Festival rave de Israel

Shani Louk y centenares de jóvenes bailaban y disfrutaban de la fiesta rave, donde los sorprendieron los primeros rayos del Sol el 7 de octubre de 2023. Estaban en el desierto de Negev y en las proximidades tanto del kibutz (comuna judía) de Re’im como de la Franja de Gaza, señaló EFE.

Publicidad

En segundos, reinó la confusión. El festival, “quedó interrumpido por la sirena de aviso de ataque con misiles e inmediatamente grupos de milicianos armados a bordo de camionetas abrieron fuego en todas direcciones”, describió la agencia española.

Ella había ido, con su cabello rasta, a pasarla bien, pero la fiereza con la que irrumpieron los del Hamás hicieron que fuera uno de los primeros rostros visibles de los muertos que deja esta guerra, una herida más para la Humanidad.

Israel declara el estado de guerra tras ataque múltiple desde Gaza

En videos que captaron los dramáticos momentos se ve correr a los asistentes al festival. Lo que siguió fue perturbador: milicianos del Hamás persiguieron y dieron alcance a varios jóvenes. Algunos fueron asesinados. A los otros los convirtieron en rehenes, señalaron los medios.

Publicidad

La toma de rehenes, divulgó CNN en Español, “en el festival de música en el sur de Israel fue parte de un sostenido y coordinado ataque llevado a cabo por militantes de Hamás”.

Shani fue una de las víctimas del sangriento inicio del conflicto entre Israel y Palestina.

Publicidad

La tarde del domingo 8 de octubre, los servicios de emergencia israelíes del área del desierto próxima a la Franja de Gaza informaron un preliminar y devastador saldo: “al menos 260 cuerpos habían sido recuperados”, reseñó EFE.

Shani Louk, “trofeo” de guerra

El paradero de Shani era desconocido y su madre apareció en un video. El mensaje era directo y de desesperación: “Les pido cualquier ayuda”, la citó 20 Minutos.

Ricarda manifestó el sábado: “Esta mañana mi hija, Shani Nicole Louk, ciudadana alemana, fue secuestrada con un grupo de turistas en el sur de Israel por (el) Hamás palestino”.

“Nos enviaron un video en el que podía ver claramente a nuestra hija inconsciente en el coche con los palestinos y ellos conduciendo por la Franja de Gaza”, amplió la progenitora.

Publicidad

El video recorrió el mundo causando consternación e indignación. El cuerpo de Shanik estaba boca abajo en el cajón (batea) de una camioneta. Hombres armados colocaron sus pies sobre el cadáver. Gritaban.

El material al que se refería lo describió así El Periódico: (…) en él se observaba la humillación y la violencia a la que habían sometido a los civiles secuestrados. Exhibieron el cuerpo de Shani, una ‘influencer’ alemana como un trofeo de la barbarie. Aparece tumbada, semidesnuda, rodeada de varios hombres armados, uno de los cuales escupe sobre ella”.

Al ver el aterrador video, sus parientes no dudaron que fuera ella.

La reconocimos por sus tatuajes y largas rastas.

Tom Weintraub Louk, primo de Shani a Proceso

Más de mil muertos en dos días de combates entre Israel y Hamás

Ricarda y su familia pensaban –preferían pensar- que para el momento del video la joven estaba inconsciente. Por eso imploró la mujer: “Les pido que nos envíen cualquier ayuda o cualquier novedad”.

Al semanario Der Spiegel, divulgó El Periódico, la madre de Shani contó que pudieron hablar el día anterior.

“La llamó por teléfono para alertarla de los ataques y pedirle que corriera a un refugio (...)”, narró.

A la prensa señaló que la única pista que tenía era que “su tarjeta de crédito fue utilizada en Gaza tras su desaparición”.

La organización Acción y Comunicación de Medio Oriente expresó en la red X (antes Twitter): “Shani Louk, la chica alemana asesinada por los terroristas de Hamás, y cuyo cuerpo quebrado fue exhibido en las calle de Gaza. Los terroristas luego tuvieron tiempo para quitarle la tarjeta de crédito y realizar compras en la propia Franja (de Gaza)”.

El dolor y desespero de padres como los de Shani

Ricarda Louk informó al citado medio alemán que vive con su esposo, israelí, a unos 80 kilómetros de la Franja de Gaza.

Recordó que “llegó a Israel hace 30 años, se casó, se convirtió al judaísmo y tuvo cuatro hijos con su marido”.

Shani era su segunda hija. “La joven vívia sola en Tel Aviv”. Sobre su edad hay datos en contravía: unos medios dicen que 20 años; en El Periódico, por ejemplo, dicen que 22 años. Y en AS refirieron que 30 años.

La chica “no vivió nunca en Alemania, pero conoce el país, de sus visitas a los abuelos en Baviera. Conservaba la nacionalidad materna, publicó igualmente El Periódico

Lo ocurrido con Shani, para el portavoz del Ejército de Israel, Daniel Hagari, “es un crimen de guerra cometido por Hamás y pagarán las consecuencias”, aseguró, según Proceso.

El paradero de Orión Hernández, el novio de Shani, se desconocía hasta la tarde del domingo 8 de octubre.

Como Ricarda Louk y los familiares de Orión hay decenas de padres. Uno contó a EFE el domingo: “Vine para rescatar a mi hija, está secuestrada en Gaza. Vi un Tik Tok donde aparece rodeada de terroristas”. (I)

Te recomendamos estas noticias