Los disturbios de esta semana en el segundo aniversario de la mayor revuelta social de Chile perturbaron la campaña electoral a un mes de la primera vuelta de las presidenciales.

Siete candidatos buscan sustituir al conservador Sebastián Piñera, en un escenario abierto.

Las encuestas no otorgan a ningún candidato el capital electoral para obtener una victoria clara el 21 de noviembre, mientras que ubican a los indecisos en un rango entre 16% y 50%.

El sondeo de Pulso Ciudadano, divulgado esta semana, ubica al frente de la liza a Gabriel Boric, de 35 años, diputado de la coalición Frente Amplio, un 21% de las intenciones, seguido del abogado ultraderechista José Antonio Kast (55), del Partido Republicano, con 16,3%.

Publicidad

Aparece luego con 13,1% la única mujer en carrera, la democristiana Yasna Provoste (51), mientras se desvanecen las posibilidades del derechista Sebastián Sichel (44), con apenas 7,5% de las adhesiones, quien hasta hace dos semanas era la pieza fuerte de la coalición del gobierno.

Si ningún candidato alcanza mayoría absoluta (50%+1) de los votos, cualquiera de estos cuatro nombres puede pasar a la segunda vuelta del 19 de diciembre.

(De izquierda a derecha) el candidato presidencial chileno Gabriel Boric, del partido Apruebo Dignidad, el candidato presidencial chileno Sebastián Sichel, del partido Chile Podemos, el candidato presidencial chileno José Antonio Kast, del Partido Republicano, y la candidata presidencial chilena Yasna Provoste, del partido Unidad Constituyente, hablando con la prensa luego de un debate radial en Santiago, el 15 de octubre de 2021. Chile celebra elecciones presidenciales el 21 de noviembre de 2021. Foto: Claudio Reyes / AFP

Y pese a que las encuestas ostentan sonados desaciertos desde 2019, todas coinciden en pronosticar una definición final con Boric.

“La segunda vuelta es prácticamente un hecho. La incertidumbre está en quiénes pasarán a esa segunda vuelta”, dijo Mauricio Morales, analista político de la Universidad de Talca, a la AFP.

“Me parece claro que Boric va a pasar a segunda vuelta, pero yo no descarto que entre Provoste y Kast haya alguna competitividad. Habrá que ver qué pasa en los próximos debates y con el 16% de indecisos”, aseveró por su parte Javier Couso, académico de la Universidad Diego Portales (UDP).

El sorpresivo repunte en los últimos días de Kast, un exdiputado de 55 años que ha reivindicado la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), coincidió con la caída en las encuestas de Sichel, expresidente del Banco Estado.

Publicidad

El candidato de Piñera es blanco de críticas luego de que admitiera haber sacado el 10% de su fondo de pensiones en el marco de la crisis por la pandemia de covid-19, pese a que siempre estuvo en contra de la autorización de esos retiros, algo que consideró “una pésima política pública”.

Miedo vs Esperanza

Una persona se manifiesta en la Plaza Italia, rebautizada popularmente como Plaza Dignidad, con motivo del segundo aniversario de la ola de protestas que sacudieron al país a finales de octubre de 2019, hoy, en Santiago (Chile). Foto: EFE/Alberto Valdés

Desde el 24 de septiembre, cuando el norte de Chile fue escenario de ataques xenófobos contra migrantes venezolanos, algunos sondeos empezaron a mostrar un aumento en el apoyo a Kast.

Su opción política también se ha favorecido, según analistas, por los disturbios ocurridos el lunes en todo el país en el marco de las manifestaciones mayormente pacíficas para conmemorar el segundo aniversario del estallido social, que dejaron dos muertos, 56 heridos y 450 detenidos.

“La violencia siempre favorecerá a la candidatura que oferta orden y restitución del Estado de derecho. En este caso, la de José Antonio Kast”, afirmó Mauricio Morales.

“A veces el miedo moviliza más que la esperanza. Por eso mismo, es muy importante tener en cuenta el contexto en que se desarrollan las elecciones, especialmente en cuanto a los hechos de violencia”, agregó.

Influencia en los votantes

En nombre del gobierno, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, atribuyó los desmanes violentos del lunes a Boric y a Provoste, por apoyar y proponer indultos a manifestantes que se encuentran presos y quienes “saquearon, destruyeron todo y lanzaron bombas molotov” durante la revuelta de hace dos años.

Boric respondió que el gobierno “trata de sacar provecho político de hechos de violencia en vez de cumplir su rol” de mantener el orden en el país, mientras que Provoste acusó a Galli de inventar “una mala excusa para salvar a sus presidenciables”.

“Las protestas del lunes pueden influir en los votantes. Lo más probable es que las encuestas de la próxima semana indicarán si esto se consolida como tendencia”, sostuvo Raúl Elgueta, doctor en ciencias políticas y académico de la Universidad de Santiago.

En redes sociales, ya se han hecho llamados para volver a las calles el próximo lunes 25 de octubre, cuando se conmemoren dos años de la protesta de mayor convocatoria en los últimos 30 años de democracia que se registró durante el estallido social. (I)