Rehenes israelíes liberados por Hamás hablaron públicamente por primera vez el sábado y exhortaron al gobierno de Benjamin Netanyahu a obtener la libertad del resto de cautivos en la Franja de Gaza.

Estos rehenes, algunos liberados en el marco de la tregua de siete días que expiró el viernes, hablaron en un video difundido ante una multitud de miles de personas durante una concentración en Tel Aviv.

En breves entrevistas, cuatro mujeres hablaron del miedo, hambre y falta de sueño que padecieron durante su cautiverio, tras haber sido secuestradas durante el ataque perpetrado por el movimiento islamista palestino Hamás el 7 de octubre en suelo israelí.

Publicidad

La guerra entre Israel y Hamás comenzó tras este ataque en el que murieron unas 1.200 personas, en su mayoría civiles, según las autoridades, y 240 fueron secuestradas por Hamás y llevadas a la Franja de Gaza.

Estados Unidos urge a Israel a proteger civiles en Gaza

Israel lanzó de inmediato una campaña de bombardeos de Gaza que ya costó la vida, según Hamás, a más de 15.000 habitantes, igualmente civiles en su gran mayoría.

“Nuestras hijas vieron cosas que niños de esa edad, o de cualquier edad, no deben ver”, declaró Danielle Aloni, de 45 años, liberada el 24 de noviembre con su hija de 5 años.

Publicidad

“La comida no era abundante, y cuanto más pasaba el tiempo, menos había”, contó Ditza Heiman, de 84 años, liberada el martes.

Los rehenes liberados pidieron al gobierno de Netanyahu tomar todas las medidas necesarias para obtener la liberación del resto de rehenes.

Publicidad

“La obligación moral de este Gobierno es la de traerlos inmediatamente a casa, sin vacilación”, dijo Yocheved Lifschitz, de 85 años, quien fue puesta en libertad en octubre, antes de la entrada en vigor de la tregua.

La difusión de estos testimonios tiene lugar al día siguiente de que expirara la tregua de siete días entre Israel y Hamás, que permitió la liberación de 80 rehenes israelíes a cambio de 240 presos palestinos detenidos en cárceles israelíes.

Los bombardeos israelíes se reanudaron el viernes en la Franja de Gaza, desde donde se lanzaron cohetes de Hamás hacia suelo israelí.

“Debemos traer de vuelta a mi Sasha y al resto” de los retenidos, indicó durante una concentración en Tel Aviv Elena Trupanov, una rehén liberada el miércoles, en referencia a su hijo, aún cautivo.

Publicidad

Las familias quieren acentuar todavía más la presión sobre las autoridades para la liberación de sus allegados, después de que el Ejército israelí confirmara el viernes la muerte de cinco rehenes.

El portavoz del Ejército israelí, Daniel Hagari, indicó el sábado que 137 israelíes y extranjeros estaban aún retenidos en el territorio palestino. (I)