Diversos líderes de partidos de derecha reclamaron el domingo en Lima la remoción del presidente del Consejo de Ministros de Perú, Guido Bellido, en abierto rechazo al Ejecutivo peruano, durante una marcha denominada “contra la dictadura comunista”.

La concentración de miles de personas en la avenida de la peruanidad respondió a una convocatoria de simpatizantes de los partidos Fuerza Popular de la excandidata presidencial Keiko Fujimori, del partido Aprista del expresidente Alan García, de Acción Popular (AP)y el Partido Popular Cristiano (PPC), entre otros.

La exministra y militante del partido Aprista Nidia Vilchez afirmó, desde un estrado, que el mandatario peruano “Pedro Castillo es rehén de Vladimir Cerrón”, el fundador del partido oficialista Perú Libre y quien habría tenido la mayor influencia en la designación del gabinete, de marcada tendencia ultraizquierdista.

“Debemos marchar a Palacio de Gobierno a pedirle a Castillo que saque a Bellido”, agregó Vílchez en referencia al primer ministro, que tiene un investigación en curso por apología del terrorismo.

Publicidad

En tanto, ese mismo día el Ministerio Público (Fiscalía) de Perú informó que abrió una investigación contra el ministro del Interior, Juan Manuel Carrasco, por presunta incompatibilidad con el cargo, después de haber pedido una licencia como fiscal para ingresar al Gobierno de Pedro Castillo.

La investigación contra Carrasco está a cargo de la Oficina Desconcentrada de Control Interno del Ministerio Público, tres días después de su juramentación en el gabinete encabezado por el primer ministro, Guido Bellido.

La Fiscalía informó, a través de Twitter, que Carrasco solicitó una licencia no remunerada, el pasado lunes 26, de su cargo como fiscal provincial titular especializado contra la criminalidad organizada en la región norteña de Lambayeque.

La licencia se aprobó por 90 días y se hizo efectiva a partir del 28 de julio, día en que el izquierdista Pedro Castillo asumió la presidencia de Perú.

Al constatar la juramentación de Carrasco como ministro del Interior, el jueves 29, el Ministerio Público ordenó la investigación preliminar por la presunta incompatibilidad de la licencia otorgada al fiscal con el ejercicio de un cargo en el Ejecutivo peruano, entre otras cosas porque el político había solicitado el permiso por motivos “particulares” y no informó que iba a integrar el Gobierno de Castillo.

Difícil camino para Castillo

El mismo Castillo es objeto de cuestionamientos por haber decidido no despachar en el Palacio de Gobierno, sino en una casa particular de Lima donde no hay registro oficial de sus visitas ni reuniones de Estado.

Publicidad

En este clima, el jefe del gabinete ministerial informó que ha iniciado una serie de reuniones con las bancadas del Congreso antes de su presentación ante el pleno para pedir el voto de confianza al Ejecutivo.

El primer encuentro ha sido este domingo con los integrantes de la bancada oficialista de Perú Libre y el próximo martes lo hará con los legisladores del partido opositor Acción Popular.

Uno de los legisladores de Perú Libre, Guillermo Bermejo, declaró a la prensa que “la bancada brinda su respaldo a la posición del presidente en la elección de los ministros”.

Asimismo, sobre las críticas hechas al Ejecutivo, Bermejo afirmó que “la derecha de este país es muy antojada ideológicamente. Por todo lado ve ‘terrucos’ (terroristas), por todo lado ve problemas, por todo lado ve contradicciones”. (I)