El flamante presidente de Perú, el izquierdista Pedro Castillo, juramentó el viernes en la noche al economista Pedro Francke como ministro de Finanzas, tras un vendaval en los mercados después de que este cargo clave quedara vacante en la víspera al asumir el resto del gabinete.

La Bolsa de Lima cayó casi 6% y el dólar superó por primera vez los cuatro soles, al día siguiente de que Castillo designara su gabinete sin nombrar un titular de Finanzas.

“Por un avance sostenido y un buen vivir, por igualdad de oportunidades sin distinción de género, por la democracia y la concertación nacional, sí, juro”, declaró Francke, máster en economía de 60 años, de izquierda moderada.

El Índice S&P/BVL Perú General, el más representativo de la Bolsa limeña, cayó hasta 6,36% después del mediodía y cerró la jornada retrocediendo 5,88%, y el dólar se empinó a 4,07 soles, tras cerrar en 3,92 soles el martes, antes de dos días feriados por las fiestas patrias.

Publicidad

Presidente de Perú, Pedro Castillo, es criticado por las figuras que designó en su gabinete

“Espero que [Francke] tenga una buena gestión. La va a tener complicada por la situación que hereda. Va a tener que hacer un rol de malabarista”, dijo Alonso Segura, exministro de Finanzas del expresidente Ollanta Humala (2011-2016) al Canal N.

Pedro Castillo (i) junto a Aníbal Torres luego de juramentarlo como nuevo ministro de Justicia y Derechos Humanos, el 30 de julio de 2021, en Lima (Perú). EFE Foto: EFE

“Ojalá que finalmente puedan cambiar estos tres días de un mal inicio”, añadió.

Desde hacía semanas se daba por hecho que Francke sería el titular de Finanzas, porque oficiaba de principal asesor económico de Castillo desde la campaña del balotaje del 6 de junio. En esta función había enviado señales de tranquilidad a los agentes económicos, temerosos de un brusco giro al socialismo, tras tres décadas de políticas liberales.

El jueves al mediodía Castillo juramentó al jefe de gabinete, el cuestionado legislador oficialista Guido Bellido, y en la noche a otros 16 ministros, pero quedaron vacantes las carteras de Finanzas y de Justicia.

Junto con Francke, Castillo juramentó este viernes al abogado Aníbal Torres, de 79 años, como titular de Justicia.

Presidente Pedro Castillo nombra a exguerrillero como nuevo canciller de Perú

La designación de Bellido generó una avalancha de críticas de la oposición, principalmente porque la fiscalía lo había investigado por presunta “apología al terrorismo”, por declaraciones en una entrevista en abril, antes de que asumiera su banca en el Congreso, que le otorga inmunidad.

Publicidad

El gobierno no ha explicado por qué el ministro de Finanzas no fue juramentado el jueves. “Francke se bajó del gabinete por Bellido”, afirmó el diario La República.

“El gobierno del presidente Castillo ha dado muestras de debilidad, de flaquezas, de luchas internas para el nombramiento de su gabinete, y se ha provocado que, una incertidumbre que ya venía de la segunda vuelta [electoral], se acreciente”, dijo a la AFP el economista independiente Jorge González Izquierdo.

“Los agentes nacionales y extranjeros han cambiado sus expectativas y ahora miran el futuro de corto y mediano plazo del país con cierta preocupación. Como consecuencia de ello, hay gente sacando su dinero fuera del Perú y eso hace subir el dólar”, añadió.

El precio del dólar viene incrementándose en Perú por la incertidumbre política desde los días previos a la primera vuelta electoral del 11 de abril, en la que Castillo dio el batacazo entre 18 candidatos a la Presidencia. A fines de diciembre el dólar se cotizaba a 3,62 soles.

Bellido, ingeniero de 41 años de origen campesino como el nuevo presidente, debe comparecer antes de un mes en el Congreso -controlado por la oposición de derecha- para pedir un voto de confianza al nuevo gabinete. Si es rechazado, Castillo deberá nombrar a otro primer ministro y reorganizar equipo.

“Lo que va a pasar es que no le van a dar el voto de confianza” al gabinete, indicó a la AFP el analista político Hugo Otero. “Este gabinete no se sostiene”.

Tres días de ceremonias marcaron la toma de posesión del maestro rural de 51 años, incluida una parada militar este viernes, después de imponerse en el balotaje a la derechista Keiko Fujimori.

El nuevo mandatario tiene el desafío de reactivar una economía fuertemente golpeada por la pandemia, que se hundió 11,12% en 2020, así como acabar con las convulsiones políticas y choques entre poderes del Estado, que llevaron al país a tener tres presidentes en noviembre de 2020. (I)