El país asiático puso en órbita el 29 de abril el primer módulo de su estación espacial, gracias al cohete portador Long March 5B, el más potente e imponente lanzador chino.

Este cohete, actualmente en órbita, debe regresar a la Tierra, pero se encuentra sin control, aunque las autoridades chinas creen que no hay que preocupares. Está perdiendo gradualmente altitud y el punto de impacto de su caída es por ahora desconocido.

No es la primera vez que China pierde control de sus naves.

Ya en 2020, desechos de otro cohete Long March se estrellaron sobre aldeas de Costa de Marfil, provocando daños, pero sin dejar personas heridas.

Publicidad

El laboratorio espacial Tiangong-1, que estaba en desuso desde 2016 y que vagaba sin control por el espacio, se desintegró al reingresar a la atmósfera en 2018, dos años después de dejar de funcionar, aunque las autoridades chinas negaron haber perdido el control de la nave. Reentró en la atmósfera terrestre sobre el océano Pacífico sur.

El diario ABC de Paraguay también destaca que el 10 de marzo del 2018, partes de un cohete chino lanzado en 2017 cayeron en el departamento de Canindeyú. Se trató de varios tanques circulares de combustible de 7 kilos cada uno.

Estación Espacial de China

Hasta el momento, China ha puesto otras dos estaciones espaciales en órbita. Sin embargo, Tiangong-1 y Tiangong-2 eran estaciones de prueba, módulos simples que solo permitieron estancias de astronautas relativamente cortas.

La nueva estación Tiangong, de múltiples módulos y 66 toneladas, está programada para estar operativa al menos 10 años. Su módulo central fue enviado con éxito al espacio el pasado 29 de abril. Pekín planea realizar al menos 10 lanzamientos similares, para transportar al espacio todo el equipamiento adicional, antes de que se complete la estación el año que viene.

Tianhe es el componente central de la estación. Mide 16,6 metros de longitud y 4,2 metros de anchura. Suministrará energía y propulsión e incluye las tecnologías y las habitaciones necesarias para los astronautas que la visiten.

Orbitará la Tierra a una altura de 340 a 450 kilómetros.

Publicidad

EEI se cerrará

La única estación especial actualmente en órbita es la Estación Espacial Internacional, actualmente con 7 astronautas que realizan experimentos en el entorno espacial. La EEI surgió producto de una colaboración entre Rusia, Estados Unidos, Canadá, Europa y Japón, en la que se vetó a China.

La EEI se retirará después de 2024, lo que potencialmente dejará Tiangong como la única estación espacial en la órbita de la Tierra.

China emprendió tarde la exploración espacial

China ha invertido desde hace varias décadas miles de millones de dólares en su programa espacial. El último gran envío fue el Long March 5B que se espera reingrese a la atmósfera terrestre desintegrado, o al menos en partes que no caigan en algún territorio donde haya seres humanos.

El gigante asiático envió a su primer astronauta al espacio en 2003. Una sonda china se posó en el lado oculto de la Luna en 2019, una primicia mundial.

El año pasado, trajo muestras de la Luna y terminó Beidu, su sistema de navegación por satélite (competidor del GPS estadounidense).

Y en las próximas semanas, China prevé posar un pequeño robot con ruedas en Marte. Además la agencia espacial china anunció su intención de construir una base lunar con Rusia. (I)