Este viernes el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador emitió un comunicado nuevo sobre la situación de las niñas de 3 y 5 años que fueron abandonadas en la frontera entre Estados Unidos y México.

De acuerdo con la Cancillería, las pequeñas hermanas pronto serán asignadas a la división de menores no acompañados para comenzar un proceso de reagrupación familiar.

Además, las niñas ya pudieron contactarse con sus padres, quienes están en Nueva York.

“...las niñas serán pronto asignadas a la División de Menores No Acompañadas/Oficina de Reasentamiento de Refugiados de los Estados Unidos para iniciar el proceso de reagrupación familiar, lo cual puede tardar alrededor de seis semanas hasta que los patrocinadores (padres o familiares) presenten la documentación requerida. Mientras se concreta el proceso de reagrupación, las niñas permanecerán en un albergue junto a otros menores de edad, en donde tendrán cubiertas todas sus necesidades y podrán comunicarse diariamente con sus padres”, indica el comunicado.

La tragedia de estas niñas se dio la madrugada entre el martes y el miércoles, cuando un hombre las lanzó desde una altura de unos cuatro metros a las niñas, alrededor de la medianoche, con solo una nota con sus nombres. Luego bajó del lado mexicano y se fue en compañía de otra persona.

La acción fue registrada por las cámaras de la Patrulla Fronteriza de EE. UU., que enviaron personal para recoger a las menores.

El país norteamericano enfrenta un fuerte aumento en las llegadas a la frontera de migrantes, especialmente menores no acompañados. El promedio más reciente es de casi 500 niños no acompañados que cruzan cada día.

El gobierno del presidente Joe Biden enfrenta crecientes presiones para gestionar la situación en la frontera y albergar a los menores no acompañados.

Según estadísticas oficiales, hasta el martes el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) tenía a su cuidado 12.918 niños migrantes, mientras que CBP albergaba a 5.285. (I)