El miércoles, varios medios estadounidenses vieron con indignación un video de la Patrulla Fronteriza en el que se muestra cómo dos niñas son lanzadas por un ‘coyotero’ desde lo alto de la valla fronteriza mientras intentaban pasar.

El hombre las lanzó desde una altura de unos cuatro metros a las niñas, alrededor de la medianoche, con solo una nota con sus nombres. Luego bajó del lado mexicano y se fue en compañía de otro hombre.

Las dos niñas, hermanas de 3 y 5 años, fueron identificadas como ecuatorianas y rescatadas por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP), según indica EFE.

Este jueves, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador emitió un comunicado diciendo que el Consulado en Houston, Texas, está “prestando todo su contingente” para precautelar a las niñas. Además confirmó que están fuera de cualquier peligro.

Publicidad

“La Cancillería condena y rechaza este inhumano e irracional accionar de quienes delinquen traficando ilícitamente con migrantes y exhorta a las familias y padres a evitar exponerse o exponer a sus hijos a los peligros que conlleva la migración irregular”, indicó.

“El martes en la noche, un agente en Santa Teresa que utilizaba una cámara tecnológica observó a un traficante lanzando a dos menores por una barrera fronteriza de 14 pies de alto (4 metros)”, había informado previamente la Patrulla Fronteriza en un comunicado.

El operador de la cámara alertó a agentes de un retén que se dirigieron a la remota localidad donde ocurrió el incidente.

Las niñas fueron transportadas a una estación de CBP en Santa Teresa, en Nuevo México, para ser evaluadas por personal médico y luego fueron llevadas a un hospital que las dio de alta y actualmente están en custodia de ese organismo.

“Estoy consternada por la forma en la que los traficantes arrojaron vilmente a menores inocentes de una barrera de 14 pies la noche pasada”, dijo la jefa de la sección fronteriza de El Paso, Gloria I. Chávez.

Chávez señaló que los agentes estadounidenses están trabajando con las autoridades en México para identificar a los responsables.

Publicidad

“Si no fuera por la vigilancia de nuestros agentes utilizando tecnología móvil, estas dos hermanas de muy tierna edad habrían quedado expuestas a las rudas condiciones del desierto durante horas”, agregó.

Menores en peligro

El hecho recuerda a lo sucedido un día antes, cuando se conoció que agentes estadounidenses habían rescatado a una bebé de seis meses abandonada en las orillas del río Grande.

Según el medio estadounidense Telemundo, la niña quedó sola luego de que el grupo en el que iba su madre fue atacado por contrabandistas.

La niña fue reunida con su madre días después.

Estados Unidos enfrenta un fuerte aumento en las llegadas a la frontera de migrantes, principalmente centroamericanos que dicen huir de la pobreza y la violencia en sus países, con un promedio reciente de casi 500 niños no acompañados que cruzan cada día.

El gobierno del presidente Joe Biden enfrenta crecientes presiones para gestionar la situación en la frontera y albergar a los menores no acompañados.

Según estadísticas oficiales, el martes el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) tenía a su cuidado 12.918 niños migrantes, mientras que CBP albergaba a 5.285. (I)