Los días pasan y las investigaciones sobre el tiroteo en las escuela primaria Robb de Uvalde, en Texas, deja más dudas en la actuación de la policía. Una madre que se enteró de la situación, logró entrar a la institución y rescatar a sus hijos, denunció la errónea estrategias de los agentes que nunca quisieron entrar a neutralizar a Salvador Ramos.

El gobernador de Texas, Greg Abbott cambió su opinión sobre los funcionarios que estuvieron al frente de la situación. En un primer momento elogió a los agentes, y ahora dice estar “furioso” y calificó de negligente a los policías que tardaron en responder a la dramática situación que se vivía en las aulas de clases.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, habló en una conferencia de prensa en Uvalde y prometió acelerar la investigación policial. EFE/EPA/Tannen Maury Foto: TANNEN MAURY

Por ello, prometió una investigación a fondo sobre lo que verdaderamente pasó y el por qué hubo tantos errores en un operativo que debió preservar la vida de los niños que eran atacados por el joven tirador.

Madre de Uvalde logra rescatar a sus dos hijos tras manejar 64 kilómetros

La historia de Angeli Rose Gómez delata la cuestionable actuación policial de los agentes que llegaron a la escuela de Uvalde, en el estado de Texas.

Publicidad

Desesperada al conocer lo que pasaba en la escuela donde cursan estudios sus hijos, uno en segundo y el otro en tercer grado, decidió tomar su automóvil y manejar 64 kilómetros, desde su trabajo hasta llegar al centro educativo.

“La policía no estaba haciendo nada”, aseguró la mujer al describir la situación que vio al llegar a la escuela. Agregó que los efectivos “estaban parados fuera de la cerca, no iban a entrar ni correr a ningún lado”, dijo.

Y las críticas se revelan junto a videos que dejan ver la deficiente actuación policial de la que ya muchos hablan y critican. Las imágenes hablan por sí solas y muestran a los agentes esposando a los padres y sujetándolos para evitar que intentaran ingresar al edificio en medio de la masacre.

Gómez tras increpar a un policía del por qué no entraban, la esposó y le informaron que estaba bajo arresto por “intervenir en una investigación activa”, publicó el Daily Mail sobre la reseña del Wall Street Journal.

Publicidad

Pero la madre no se quedó paralizada, y convenció a uno de los alguaciles que conocía a que la liberara y se alejó de la multitud, saltó la cerca de la escuela y corrió hasta entrar.

Angeli Gómez fue afortunada y ella misma logró encontrar y sacar a sus hijos del edificio. Pero, otros padres no tuvieron la misma suerte, y aseguró que la policía los abordó y los roció con gas pimienta en vez de controlar la situación.

El autor de la masacre, Salvador Ramos ingresó a la escuela y cegó la vida de 21 personas, 19 niños y dos maestras de la primaria Robb. (I)

Te recomendamos estas noticias