A solo días del ataque en Búfalo, Nueva York, donde un joven de 18 años asesinó a 10 personas negras, Estados Unidos vive un nuevo tiroteo, esta vez en una escuela de Uvalde, en Texas y se trata de la mayor masacre registrada en el estado.

El atacante quedó identificado como Salvador Ramos. Toda norteamérica y el mundo entero está consternado por el tiroteo que ejecutó otro chico de 18 años, asesinando a sangre fría a 22 personas, de las cuales 19 eran niños de entre siete y 10 años de edad.

Joe Biden, tras matanza de Texas: Cuándo nos plantaremos ante el “lobby” de las armas

Él es Salvador Ramos: El hispano autor del tiroteo en escuela de Uvalde en Texas

Salvador Raimondo Ramos se suma a la lista como uno de los autores de la mayor masacre escolar en la historia de Texas y siendo uno de los tiroteos más mortales de Estados Unidos, superando incluso a otros ataques a escuelas como Columbine (1999) y Parkland (2018).

En los medios circula una foto policial que muestra al joven con cabello castaño hasta los hombros, rostro pálido e inexpresivo. Aunque tiene orígenes latinos, era ciudadano estadounidense y había cursado estudios en la preparatoria de Uvalde, reseñó Milenio.

Publicidad

En las redes sociales se le asocia con una cuenta de Instagram, borrada por Meta tras la masacre, en donde habían varias fotos: dos autorretratos en blanco y negro en las que aparecía con una chaqueta con capucha, el pelo hasta la nuca, y la foto de un cargador de rifles.

Ramos habría publicado una foto de sus dos rifles modelo AR-15 en su cuenta de Instagram (@salv8dor_) tres días antes de perpetrar la masacre.

La mente del atacante: Vivió acoso escolar por su tartamudez

El diario ABC recoge la reseña de CNN en Español, en la que informó que Salvador Ramos trabajaba en el turno de día en un restaurante de hamburguesas Wendy’s en la localidad al menos cinco días a la semana, desde las 11:00 hasta las 16:00-17:00 horas.

El gerente afirmó a CNN que Salvador “se sentía como el tipo tranquilo, el que no dice mucho. Realmente no socializaba con los otros empleados”.

Publicidad

Un excompañero de clase de Ramos, cercano a él, dijo que le envió un mensaje de texto con fotos de un arma de fuego que tenía y una bolsa llena de municiones días antes del ataque. El conocido, que no develó su identidad, dijo que ocasionalmente quedaba con él para jugar Xbox juntos.

“Me enviaba mensajes aquí y allá, y hace cuatro días me envió una foto del AR que estaba usando… y una mochila llena de cartuchos, probablemente como siete cargadores”. Yo estaba como, ‘hermano, ¿por qué tienes esto?’ y él dijo: ‘No te preocupes por eso’”, dijo el amigo.

“Él procedió a enviarme un mensaje de texto: ‘Me veo muy diferente ahora. No me reconocerías’”, dijo a CNN.

Ramos era blanco de burlas en la escuela Uvalde por la ropa que usaba, su dificultad en el habla, ya que era tartamudo y ceceaba, y la situación financiera de su familia, y finalmente se lo vio menos en clase, según contó su compañero. “Él, como, no iría a la escuela... y él simplemente, como, abandonó lentamente. Apenas vino a la escuela”, dijo.

Publicidad

Posterior al ataque, comenzaron a filtrarse en redes sociales y foros como 4chan presuntos chats en los que, al parecer, Ramos envió mensajes directos a una adolescente en Los Ángeles, diciéndole que quería compartir un “pequeño secreto” antes de la masacre.

Según las capturas de pantalla compartidas por la remitente, dijo que apenas conocía a Salvador, pero había sido etiquetado al azar por él en fotos de armas antes.

En su cuenta de TikTok, Ramos solo tiene una publicación: un clip de un juego móvil de Subway Surfers. La biografía debajo de su foto de perfil dice: “Los niños se asustan irl” (in real life, “en la vida real”).

No está confirmado lo que lo motivó a ejecutar la masacre

El gobernador Gregg Abbott dijo que están tratando de obtener “información detallada sobre el perfil” del asesino, “sus motivos, el tipo de armas utilizadas y si tenía permiso para poseerlas”.

Publicidad

Se cree que las habría comprado el día que cumplió 18 años. La ley estatal de armas establece que los texanos deben tener 21 años para obtener una licencia para portar armas, pero a los jóvenes de 18 a 20 años se les permite usarlas si están protegidos por ciertos tipos de órdenes de protección u órdenes de emergencia de algún magistrado.

Por otra parte, el sargento del Departamento de Seguridad de Texas, Erick Estrada, desconoció si la policía tenía conocimiento de las acciones de Salvador Ramos. Sin embargo, el jefe de policía del Distrito Escolar de Uvalde, Pete Arredondo, afirmó que él actúo solo y que se seguirá la investigación a su cargo.

Abbott aseguró en la conferencia de prensa que Salvador Ramos habría “disparado a su abuela” en la misma localidad antes del tiroteo, pero enfatizó que no conocía los vínculos entre ambos eventos.

La mujer fue transportada a un hospital en San Antonio, cuyo estado es crítico, según Erick Estrada, en entrevista con CNN. La mujer, que aún no ha sido identificada, fue trasladada en avión hacia el Hospital Universitario de Salud de San Antonio.

Estrada también informó que Salvador huyó en un automóvil que abandonó cerca de la escuela primaria Robb, luego de sufrir un “espectacular accidente”. Aclaró que la policía local no había informado de persecuciones de automóviles, por lo que sugiere que el accidente no fue provocado.

A las 11:30 horas de este 24 de mayo, tras ser encontrado por la policía, el agresor entró corriendo a la escuela y abrió fuego en varias aulas donde estudiaban menores de segundo, tercer y cuarto grado (de entre 7 y 10 años de edad las víctimas). La escuela estaba llena de alumnos de la comunidad latina.

Ramos murió abatido durante un tiroteo con la policía y dos agentes también sufrieron heridas leves. (I)

Te recomendamos estas noticias