El cielo será escenario de varios espectáculos espaciales durante este el mes se septiembre. Los terrícolas podrán observar desde raras lluvias de meteoros hasta conjunciones lunares con Júpiter y Neptuno, pero también con Marte.

Lluvias de estrellas

Durante septiembre se podrán observar tres lluvias de meteoros: Alfa Aurígidas, Épsilon Perseidas y Sextántidas Diurnas.

Las Alfa Aurígidas aparecen durante los últimos días de agosto y alcanzan su máximo al inicio de septiembre. Pueden producir raras estallidos de actividad (fueron observadas en 1935, 1986, 1994 y 2019), pero normalmente exhibe una tasa horaria zenital de seis meteoros por hora.

Publicidad

Las Épsilon Perseidas están activas del 5 al 21 de septiembre, alcanzando su pico de actividad alrededor del 9 de septiembre. Estas no están asociadas al cometa 109P/Swift-Tuttle; radian desde un punto cercano a la estrella Épsilon Persei en la constelación de Perseo. Estos veloces meteoros entran en la atmósfera de la Tierra a una velocidad de 64 km/s.

Las Sextántidas Diurnas se activan entre el 9 de septiembre y el 9 de octubre, alcanzando el pico de actividad alrededor del 27 de septiembre. Estos meteoros entran en la atmósfera terrestre a una velocidad de 32 km/s.

Juno en oposición

El 7 se septiembre el asteroide 3 Juno estará en oposición. Es decir, tanto el asteroide como la Tierra se encontrarán alineados frente al Sol. Además, estará en perigeo, ubicándose a una distancia de mil 313 unidades astronómicas (U.A.), en dirección de la constelación del Acuario. En todo caso, la presencia y cercanía de la Luna impedirá su observación.

La Luna se alineará con Júpiter y Saturno.

Conjunciones lunares

El 8 de septiembre tendrá lugar la conjunción de la Luna y Saturno, donde el satélite natural estará a 3° 56´ al sur de Saturno, en dirección de la constelación de Capricornio. En tanto que el día 11, la conjunción de nuestro satélite se dará Júpiter; la Luna estará a 1° 48´ al sur del gigante gaseoso, en dirección de la constelación de Piscis.

Publicidad

Así también, el 17 de septiembre se dará la conjunción de la Luna y Marte, donde el satélite estará a 3° 36´ al norte de Marte, en dirección de la constelación de Tauro.

Equinoccio de septiembre

El planeta Tierra también será protagonista este mes gracias al equinoccio de septiembre, suceso que marca el inicio del otoño en el hemisferio norte y de la primavera en el hemisferio sur. El proceso tendrá lugar el día 22.

La palabra equinoccio proviene de las palabras latinas eaquus que significa igual y nox que significa noche. Es decir durante el equinoccio, la noche y el día tienen la misma duración para todos los puntos de la Tierra.

El ecuador terrestre no coincide siempre con el plano imaginario conocido como eclíptica, sobre el cual la Tierra realiza su movimiento de traslación alrededor del Sol.

Publicidad

Durante los equinoccios que ocurren en marzo y septiembre, el ecuador terrestre coincide con la eclíptica.

El equinoccio de septiembre significa el paso de verano a otoño para el hemisferio norte, el paso de invierno a la primavera para el hemisferio sur. Foto: Pexels

La divergencia entre el ecuador terrestre y la eclíptica es consecuencia de que el eje sobre el cual gira la Tierra no es perpendicular a la eclíptica, sino que está inclinado, la radiación solar no siempre llega con la misma intensidad a toda la cara iluminada de la Tierra, sino que llegará en distinta cantidad a los hemisferios dependiendo de la época del año, lo que constituye la base de las estaciones.

El equinoccio de septiembre significa el paso de verano a otoño para el hemisferio norte y el paso de invierno a la primavera para el hemisferio sur; en los polos el cambio es mucho más drástico pasando de seis meses de luz a seis meses de oscuridad para el Polo Norte y viceversa en el Polo Sur. (I)