La Embajada de Estados Unidos en Rusia ha pedido a sus ciudadanos que abandonen “de inmediato” este país, según se desprende de un comunicado publicado en la web de la legación diplomática, para evitar ser reclutados por el ejército movilizado de Vladimir Putin.

“Rusia puede negarse a reconocer la ciudadanía estadounidense de los ciudadanos con doble nacionalidad, negarles el acceso a la asistencia consular estadounidense, impedir su salida de Rusia y reclutar a los ciudadanos con doble nacionalidad para el servicio militar”, advirtió la embajada en el comunicado.

La embajada también advirtió que salir de Rusia se ha vuelto cada vez más difícil con los vuelos llenos y las tropas de Putin cerrando las fronteras.

Publicidad

Sigue éxodo de potenciales soldados

"Los ciudadanos de Estados Unidos no deben viajar a Rusia y aquellos que residen o viajan (ahora) a Rusia deben salir del país de inmediato mientras haya opciones limitadas de viajes comerciales", dice la nota.

Los rusos han estado tratando frenéticamente de reservar vuelos con boletos individuales a destinos como Dubai que superan los $ 10.000. Las rutas terrestres en carro y autobús siguen abiertas.

El comunicado recuerda que el pasado 21 de septiembre las autoridades rusas declararon una movilización militar parcial para reforzar sus fuerzas desplegadas en Ucrania.

"Rusia podría negarse a reconocer la ciudadanía estadounidense de personas con doble nacionalidad, impedirles el acceso a la asistencia consular de EE. UU., prohibir su salida de Rusia y llamar a filas a los que tienen los dos pasaportes", indica el comunicado.

Publicidad

Agrega asimismo que actualmente las opciones para salir de Rusia son "extremadamente limitadas" y a menudo no están disponibles si no se reserva con la suficiente antelación.

La misión diplomática advierte de que tiene "grandes limitaciones" para asistir a sus ciudadanos, además de que las posibilidades de salir del país pueden "reducirse aún más" en cualquier momento.

La movilización declarada en Rusia ya ha causado el éxodo de un gran número de hombres en edad militar que se niegan a combatir en Ucrania y han optado por huir del país en dirección a Turquía, Georgia, Armenia, Mongolia, Kazajistán y Finlandia. (I)