Este miércoles el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) destacó la unión de los países de América para lanzar un mensaje sobre el papel irreemplazable de la agricultura a la Cumbre de Sistemas Alimentarios de las Naciones Unidas.

El IICA, en un comunicado de prensa, indicó que la unidad para la acción fue aprobada en la reciente sesión del Comité Ejecutivo del ente en la cual participaron 31 países, quienes acordaron una resolución para destacar el valor que los productores agrícolas y su labor central para la alimentación.

La posición unificada de los países fue consolidada en un documento conjunto llamado “Principales mensajes en camino hacia la Cumbre de la ONU sobre Sistemas Alimentarios, desde la perspectiva de la agricultura de las Américas”, que contiene 16 temas claves y comenzará a plasmarse en el evento que será celebrado en Roma.

Los anuncios clave fueron agrupados en cuatro categorías: transformación de los sistemas agroalimentarios, la demanda de los consumidores y aspectos nutricionales, las estrategias de producción y asuntos ambientales y el rol de las Américas.

Publicidad

Entre los mensajes clave, destacan que las futuras transformaciones de los sistemas alimentarios deben partir de demostradas fortalezas y de las contribuciones ya realizadas. Además, que los productores agropecuarios y los trabajadores de los sistemas alimentarios son un eslabón imprescindible y central.

Los países también indicaron que la transformación de los sistemas alimentarios globales debe ser equilibrada y tomar en cuenta la capacidad de aumentar la producción y variedad de alimentos, sanidad e inocuidad, diversidad y calidad nutricional, así como sostenibilidad ambiental, económica y social.

Sobre el tema de la demanda de los consumidores y aspectos nutricionales, el llamado es a que las decisiones sobre qué consumir deben dejarse al consumidor, mientras que los Estados deben educar e informar sobre dietas saludables, así como desarrollar campañas de prevención en resguardo de la salud pública, fundamentadas en información actualizada y evidencia científica.

Además, que una estrategia útil para desarrollar sistemas agroalimentarios que optimicen los resultados sanitarios sería implementar producciones sostenibles dentro de esquemas que agreguen beneficios de salud pública a lo largo de toda la cadena de valor.

En el caso de las estrategias de producción y asuntos ambientales, los mensajes se enfocan en que los nuevos escenarios de la ciencia y la tecnología representan una oportunidad estratégica para avanzar hacia una agricultura más productiva y sostenible.

Al mismo tiempo, resaltan que las nuevas tecnologías contribuyen a la armonización de la producción agropecuaria con la salud del ambiente y los ecosistemas y que los Estados deben invertir en infraestructura básica y bienes públicos, para lo cual será necesario cooperación y el financiamiento internacional.

Los últimos mensajes consensuados, tratan sobre el rol de las Américas, en los cuales se habla que desempeña un papel fundamental en la sostenibilidad ambiental y en la mitigación de los efectos del cambio climático a escala mundial, así como de lo esencial que es incluir a los agricultores en el debate y el diseño de las estrategias diferenciadas a implementar.

Otro de los puntos, destaca que el Caribe requiere una mirada particular, al ser dependiente de las importaciones de alimentos y afectada frecuentemente por desastres naturales y el cambio climático.

Mientras que también señalaron la especial atención que hay que darle a la situación de inseguridad alimentaria con implicaciones sociales, económicas y ambientales que afectan al Triángulo Norte Centroamericano. (I)