La justicia federal anuló este martes un fallo que disponía la presencialidad en escuelas de Buenos Aires, pero el alcalde de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó que las escuelas abrirán, pese a las restricciones impuestas por el presidente argentino Alberto Fernández para combatir el COVID-19.

La sentencia del juez Esteban Furnari sostiene “la gravedad institucional y el escándalo jurídico” de que un tribunal local de la capital haya ordenado que las aulas se mantengan abiertas, en desafío a un decreto de Fernández, cuyo objetivo era organizar clases virtuales durante 15 días.

Furnari dejó sin efecto ese fallo y elevó el caso a la Corte Suprema para que resuelva el conflicto, en momentos en que la ola de contagios sigue fuera de control, con 29.145 casos en las últimas 24 horas.

Batalla judicial en Buenos Aires para impedir cierre de escuelas ordenado por el Gobierno

Pero cerca de la medianoche, Rodríguez Larreta, en rebeldía y enfrentado con el gobierno federal, dijo en un comunicado que “hasta que la Corte se expida, las escuelas en la ciudad de Buenos Aires continúan con el dictado de clases presenciales”.

Publicidad

El acumulado de infecciones es de más de 2,7 millones. Las muertes se elevan a casi 60.000, con 316 fallecimientos en un sólo día para un país de 45 millones de habitantes.

El juez decidió “declarar la incompetencia” de la cámara local. La Corte Suprema decidirá ahora sobre el contencioso que se planteó entre el gobierno peronista de centroizquierda de Fernández con el derechista Rodríguez Larreta.

El alcalde había argumentado que “las escuelas no contagian” y que la ciudad “tiene autonomía” para decidir sobre la asistencia a clases.

Fernández había ordenado cerrar las escuelas en el área metropolitana de Buenos Aires del 15 al 30 de abril, entre otras restricciones que incluyen también la prohibición de circulación nocturna entre las 20:00 y las 06:00.

Colombia autoriza al sector privado la compra de vacunas contra el COVID-19

Se trata de la zona del país en la que a mayor velocidad crecen los contagios en los últimos días y donde las terapias intensivas están al borde del colapso.

Una reapertura controlada por protocolos rigió en las escuelas argentinas desde marzo de este año.

Argentina adquirió desde finales de diciembre más de 8 millones de vacunas de diferente origen, con 5,6 millones de inmunizados, de los cuales 800.000 recibieron las dos dosis. (I)