Un joven del Reino Unido sufrió un caso raro de insuficiencia cardiaca grave después de haber tomado varias bebidas energizantes al día durante dos años.

El estudio del caso, publicado en BMJ Case Reports, explica el hecho inusual de que un hombre de 21 años fue ingresado por primera vez en el hospital con dificultad para respirar e inflamación en el abdomen.

Al ser revisado por los médicos se descubrió que padecía insuficiencia renal y no podía vaciar completamente la vejiga. También se descubrió que en ambos riñones, la orina no podía drenar a la vejiga.

El joven les indicó a los médicos que en los últimos cuatro meses había estado experimentando una respiración cada vez más corta, así como pérdida de peso y una sensación general de malestar. Agregó que en los últimos tres meses se había sentido tan mal que incluso interrumpió sus estudios universitarios.

Publicidad

“No había antecedentes médicos importantes y los antecedentes familiares no eran sospechosos de miocardiopatía o muerte cardiaca súbita”, indicó el informe del caso. El paciente había dejado de fumar hace tres años; además, no consumía alcohol o drogas, según les dijo a los médicos.

Sin embargo, el paciente -cuyo nombre no se proporcionó- explicó que consumía bebidas energizantes con regularidad. Su consumo era de unas cuatro latas de 500 ml al día, durante aproximadamente dos años. Las bebidas tenían alrededor de 160 mg de cafeína cada una.

El joven recordó que en el pasado tuvo síntomas como dispepsia, temblores y latidos cardiacos acelerados, pero que nunca buscó atención médica. Agregó que cuando no consumía estas bebidas energizantes, sufría “fuertes dolores de cabeza por migraña”.

La situación empeoró después de que los médicos intentaron tratar los problemas con los riñones. Cuando hubo poca mejoría en su función renal, los médicos lo examinaron más a fondo y descubrieron que estaba “en insuficiencia cardiaca descompensada”, lo que significa que algún cambio en el corazón estaba interfiriendo con su capacidad para bombear o aceptar sangre.

Los fluidos también se estaban acumulando en las rodillas y abdomen, detalla CTVnews. Una radiografía de tórax mostró que el corazón estaba agrandado, y una ecografía encontró que tanto los riñones como el hígado también estaban agrandados.

El joven fue ingresado a una unidad de cuidados intensivos (UCI) para recibir atención especializada. Fue dado de alta del hospital 58 días después.

“Dada la historia de consumo crónico de bebidas energizantes, la falta de antecedentes médicos o familiares importantes, los hallazgos de imágenes cardiacas y la mejoría con el cese de la ingesta, se consideró que la cardiotoxicidad inducida por las bebidas energéticas era la causa más probable”, indicó el informe del caso.

Ahora tendrá que someterse a controles continuos de cardiología, riñón y urología. Los médicos sospechan que incluso puede requerir una “futura reconstrucción de la vejiga” y posiblemente un trasplante de riñón.

El informe de este caso sugirió que las bebidas energizantes deberían llevar etiquetas de advertencia, similares a las de fumar, para ilustrar los peligros potenciales de los ingredientes de estos productos. (I)