El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) pidió este miércoles “reconocer la labor de las tribus indígenas en la protección de bosques y hábitats”, clave en la lucha contra el cambio climático, en una rueda de prensa durante la cumbre del clima COP26.

Damien Fleming, responsable de bosques de la mayor organización internacional de conservación de la naturaleza, se mostró “cautelosamente optimista” por la firma el martes por más de cien países que representan el 85 % del boscaje global de una declaración para detener y revertir la tala de árboles esta década, a cambio de financiación por 19.200 millones de dólares en fondos públicos y privados.

Fleming consideró que el elevado número de signatarios y la financiación anunciada son "buenas señales", aunque matizó que, para evitar las promesas vacías del pasado, la iniciativa debe empezar a aplicarse ya "sin esperar a 2030" y el dinero debe alcanzar cuanto antes "a las comunidades sobre el terreno, incluidos los indígenas".

Publicidad

WWF también vio positivo que los Gobiernos reconozcan que, sin proteger los bosques, que son sumideros de carbono, no se podrá cumplir el objetivo recogido en el Acuerdo de París de 2015 de limitar a 1,5 grados el calentamiento del planeta este siglo.

Por su parte, la Coalición de naciones con bosques tropicales, que representa a 52 países, muchos de ellos latinoamericanos, dijo ayer a Efe que el dinero prometido es muy insuficiente para compensar la pérdida de ingresos derivados de la deforestación, de los que dependen estos territorios. (I)