Estados Unidos y Rusia se culparon este lunes mutuamente por la actual tensión que domina la escena internacional y que, según Naciones Unidas, ha creado una de las situaciones más peligrosas que el mundo ha visto en décadas.

A iniciativa de China, el Consejo de Seguridad de la ONU celebró una sesión especial para abordar la "Promoción de la seguridad común a través del diálogo y la cooperación", pero el debate estuvo marcado por las acusaciones y los reproches mutuos, sobre todo entre Rusia y las potencias occidentales.

La embajadora estadounidense, Linda Thomas-Greenfield, señaló a Rusia por violar la Carta de las Naciones Unidas con una invasión ilegal y “sin provocación” de Ucrania y por ignorar los repetidos intentos de otros países para encontrar una solución diplomática a la crisis.

Publicidad

"Rusia ha justificado sus acciones intentando redefinir conceptos básicos como soberanía, integridad territorial y la indivisibilidad de la seguridad. Lo ha dicho declarando que es la prerrogativa de Moscú dictar las decisiones políticas y de seguridad de sus vecinos", dijo Thomas-Greenfield.

La diplomática estadounidense recordó que la invasión de Ucrania ha causado decenas de miles de muertes, creado una crisis de refugiados y empeorado la seguridad alimentaria en todo el mundo, pero también “ha degradado los principios clave que han impedido nuevas guerras mundiales”.

Mientras, su homólogo ruso, Vasili Nebenzia, culpó en exclusiva de esta situación a la voluntad de "Occidente" de "preservar su hegemonía" y a lo que calificó como falsas promesas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) tras el derrumbe de la Unión Soviética.

"La OTAN continuó expandiéndose inexorablemente, llevando su infraestructura militar más y más cerca de nuestras fronteras, incluido el despliegue de sistemas de defensa de misiles y armas ofensivas. Todo esto creó una verdadera amenaza para la seguridad nacional de nuestro país", señaló Nebenzia.

Publicidad

El embajador ruso aseguró que la actual guerra es simplemente el resultado de esas políticas y dijo que Ucrania “ha sido sacrificada” en esta confrontación de Estados Unidos y sus aliados con Rusia.

También denunció el comportamiento occidental en Asia y África y aseguró que todo es parte de un intento occidental de imponer su pensamiento y modelo político al resto del mundo.

‘Provocación’ en Taiwán

"El imprudente plan estadounidense con Taiwán está procediendo en la misma línea. Vemos está provocación cuidadosamente planeada como una demostración descarada de falta de respeto por la soberanía de otros países y por las obligaciones internacionales de Estados Unidos", insistió.

Estados Unidos y Rusia también se acusaron mutuamente de debilitar la arquitectura de no proliferación nuclear y hacer crecer el riesgo de guerra atómica.

Publicidad

En ese sentido, el secretario general de la ONU, António Guterres, alertó una vez más que “el riesgo nuclear ha alcanzado su punto más alto en décadas” y que todo el sistema de seguridad colectiva está amenazado.

“Nuestro mundo está fracturado por divisiones geopolíticas, conflictos e inestabilidad. Desde golpes militares a conflictos entre Estados, invasiones y guerras que se prolongan año tras año. Las diferencias persistentes entre las grandes potencias mundiales -incluidas en este Consejo- continúan limitando nuestra capacidad de responder colectivamente”, lamentó. (I)