La galaxia NGC 7292, ubicada a unos 44 millones de años luz de la Tierra en la constelación de Pegaso, ondea a través de una nueva imagen provista por el telescopio espacial Hubble. Se la puede apreciar acompañada por un puñado de estrellas brillantes y manchas indistintas de galaxias extremadamente distantes en el fondo.

Esta galaxia es irregular, lo que significa que carece de los distintos brazos espirales o la forma elíptica de algunas galaxias.

Inusualmente, su núcleo se estira en una barra distinta, una característica que se ve en muchas galaxias espirales. Además de su forma nebulosa, NGC 7292 es notablemente débil.

Publicidad

Como resultado, los astrónomos clasifican a NGC 7292 como una galaxia de bajo brillo superficial, apenas distinguible contra el fondo del cielo nocturno. Tales galaxias suelen estar dominadas por gas y materia oscura en lugar de estrellas, informa la NASA.

Los astrónomos ordenaron al Hubble que inspeccionara NGC 7292 durante una campaña de observación que analizó las secuelas de las supernovas de Tipo II para aprender más sobre su diversidad. Estas explosiones colosales ocurren cuando una estrella masiva colapsa y luego rebota violentamente en una explosión catastrófica que destroza la estrella.

Los astrónomos observaron la supernova de NGC 7292 en 1964 y la llamaron SN 1964H. Estudiar la vecindad estelar de SN 1964H ayuda a los astrónomos a estimar la masa inicial de la estrella que se convirtió en supernova. Las observaciones podrían ayudar a descubrir compañeros estelares sobrevivientes que alguna vez compartieron un sistema con la estrella que se convirtió en SN 1964H. (I)