Representantes de instituciones electorales de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú suscribieron, en Quito, una declaración con el objetivo de combatir, de manera conjunta, las noticias falsas y la desinformación generadas en torno a los procesos electorales.

Se trata de la "Declaración para combatir a la desinformación en los procesos electorales", que se suscribió durante la clausura del encuentro denominado "El Impacto de la pandemia y las noticias falsas en los Procesos Electorales", desarrollado esta semana.

Los participantes insistieron en preservar los principios fundamentales de la democracia y la libertad de expresión en la región, señaló este miércoles el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador en un comunicado.

Añadió que para llevar a cabo el objetivo de la declaración, los firmantes se proponen mantener la cooperación y asistencia recíproca para realizar acciones de asesoría técnica, así como capacitación y misiones de observación electoral.

Publicidad

Además, intercambiar información y experiencias; promover una efectiva participación política, "sin dejar a nadie atrás"; y asegurar un correcto manejo de la comunicación, especialmente en soportes digitales.

Entre los compromisos del encuentro, los participantes, reiteraron su intención en aplicar continuamente las buenas prácticas regionales de verificación de la información (factchecking) y acciones contra la desinformación desde los órganos electorales, medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil y otras instituciones estatales y privadas.

Asimismo, resaltaron el aporte indispensable de las nuevas tecnologías en los procesos electorales, principalmente, a través de la información, las comunicaciones y la automatización.

Los participantes insistieron en la necesidad de una oportuna respuesta de los Estados y sus representantes, en la construcción de políticas públicas de comunicación en el contexto electoral.

De esa manera, se busca promover una ciudadanía preparada ante la desinformación y especulación, considerando el impacto provocado por la pandemia u otros retos que se puedan presentar en un proceso electoral.

También reconocieron la urgencia de desarrollar acciones, principalmente durante la temporada electoral, y de acuerdo con las competencias de cada firmante, frente a la presencia latente de la violencia política, especialmente por razones de género.

Las acciones también frente a otras formas específicas de discriminación que pueda afectar a pueblos indígenas, migrantes, personas con discapacidad, personas con diferente orientación sexual y otras minorías.

Adicionalmente, apelaron al ejercicio ético y responsable de periodistas, profesionales y medios de comunicación, así como de otros actores públicos y privados, sobre la verificación de los hechos y de los discursos políticos antes de su difusión.

El encuentro se enmarcó en el proyecto “Apoyo al Ciclo Electoral en Ecuador 2020-2022”, que es una iniciativa del CNE y el Tribunal Contencioso Electoral, con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas en su implementación y la financiación de la Unión Europea, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y la Embajada de Suiza. (I)