En los últimos días, la tensión entre Venezuela y Guyana se ha incrementado. Esto ha sido reflejado en la postura de ambos países en un territorio que está sin delimitar que se conoce como Esequibo.

El pasado domingo, Venezuela realizó en su territorio un referendo acerca de anexar el territorio que se disputa con Guyana al que considera un resultado vinculante.

Del hecho participaron 10,4 millones de votantes y se aprobó con más del 90%, pese a los reportes de baja concurrencia que habían marcado la jornada.

Publicidad

Nicolás Maduro ordena conceder licencias de explotación de recursos en zona de disputa con Guyana

Venezuela asume el referendo como un mandato, partiendo de su propia Constitución -que, como toda Carta Magna, afecta exclusivamente al país que la aprueba-, en la que se establece el carácter vinculante de los asuntos sometidos a consulta, en este caso, cinco preguntas con las que más del 90 % de los participantes respaldaron los argumentos y propuestas del Gobierno en la disputa.

Pero el mandato constitucional venezolano no afecta a Guyana, que no votó al respecto, ni ningún otro país más allá de las fronteras de la nación de origen, sino que tiene carácter interno.

Y como ningún país tiene facultad para decidir sobre la soberanía de otro, Guyana llevó la controversia -sin avances durante décadas- ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que desde 2018 admitió el caso y emitirá, en una fecha no establecida, una decisión sin duda vinculante para las dos naciones.

Publicidad

Dónde queda Guyana

Actualmente el territorio del país sudamericano es de 214.969 kilómetros cuadrados, de los cuales el 74,21 % es reclamado por Venezuela y el 7,26% se encuentra en disputa con Surinam.

Justamente en medio de estas naciones se levanta Guyana, el único país de habla inglesa de América del Sur y que no pertenece a la conocida como América Latina.

Publicidad

De acuerdo a la enciclopedia Britannica, los primeros pobladores de este territorio correspondían a grupos de arahuacos, caribes y warrau, los cuales basaban sus actividades en la agricultura migratoria hasta la llegada de Cristóbal Colón al territorio.

Sin embargo, fueron los holandeses que se establecieron en la zona y la convertieron en un asentamiento eruropeo y empezaron a importar esclavos desde África occidental para el cultivo de caña de azúcar. Debido a distintas guerras, la propiedad del suelo cambio entre los británicos y franceses entre 1792 y 1815.

5 claves para entender el controvertido referendo en el que los venezolanos apoyaron el reclamo de su país sobre la disputada región del Esequibo

Fue justamente por la ocupación francesa que la actual capital Georgetown se estableció en la desembocadura del río Demerara, aunque la ciudad cambió de nombre por los holandeses hasta que los ingleses le establecieron el actual.

Se estima que en la zona habían más de 100.000 esclavos tras la abolición de la trata de los mismos y tras su emancipación se estableción en asentamientos en la llanura costera.

Publicidad

Para 1879, hubo un auge con el descubrimiento del oro y desde allí hubo un reclamo por parte de Venezuela sobre los territorios ricos en minerales y madera. En ese tiempo Guyana era conocida como Guayana Británica. Ya en 1962 se reactivó este reclamo.

El 26 de mayo de 1966 se independiza como colonia inglesa y cuatro años más tarde se proclamó como república cooperativa dentro de la Commonwealth.

El presidente de Guyana, Irfaan Alí, aseguró que las declaraciones de su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro, son una “amenaza directa” contra su país, y rechazó las medidas que anunció el mandatario venezolano sobre el territorio que le reclama a Georgetown.

“Esta es una amenaza directa a la integridad territorial, la soberanía y la independencia política de Guyana”, dijo Ali después de que Maduro ordenara a la estatal petrolera PDVSA entregar licencias para explotación de recursos en la región del Esequibo, la zona que se disputa con Guyana y que es administrada por Georgetown.

Que se proceda “a crear la división PDVSA-Esequibo”, y que de “inmediato procedamos a conceder las licencias operativas para la operación y explotación de petróleo, gas y minas en toda el área”, dijo Maduro el martes en una reunión con el alto gobierno para anunciar una serie de medidas para “recuperar” el Esequibo.

Alí anunció que el miércoles llevará “el asunto al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para que ese organismo tome las medidas apropiadas”. (I)